En el Mes de la Patria te compartimos la historia de los hermanos Valdés Jiménez. Sus padres son oriundos de Veraguas y comparten un legado musical.
Aquí cuando visitaron las instalaciones de Grupo Epasa. Solo faltó un integrante.
Aquí cuando visitaron las instalaciones de Grupo Epasa. Solo faltó un integrante. Foto: Didier Hernán Gil
ETIQUETAS:
Por:
Didier Hernán Gil -
[email protected] | @periodistagil |
Martes 19 de noviembre de 2019 12:00 AM

 

Mamá Victoria Jiménez está muy feliz, pues ella le da la razón a Rubén Blades cuando dice que "Patria son tantas cosas bellas". Ella tiene ese sentir en su familia, su retoños, sus artistas.

Y es que seis de sus ocho hijos son integrantes de un conjunto típico llamado "Los Hermanos Valdés".

Adicional a esto, todos ellos son miembros del Servicio Nacional de Fronteras (Senafront).

 

Lea también: Lo aprehenden por bromista, aparentó suicidio en Bocas del Toro

 

Esta historia familiar fue impulsada por el educador Benigno Valdés Armuelles Q.E.P.D, quien ejecutaba el acordeón.

Su hijo mayor, quien lleva su nombre, aprendió a ejecutar este instrumento de manera empírica y lidera la agrupación musical.

En efecto, este grupo surge tras el fallecimiento don Benigno, oriundo de Cerro Negro de Las Palmas, Veraguas. En tanto, Victoria Jiménez es del poblado veragüense Los Jiménez de El Higo, distrito de La Mesa.

 

Entérate: Costa Rica y Panamá están cerca de organizar el Mundial femenino Sub'20

 

Todos fueron reclutados en diferentes promociones de fronterizos. El mayor ya tiene 10 años laborando para el Senafront y el que menos tiene ha servido durante los últimos seis años.

Al descubrir que estos hermanos tenían talento musical los unieron a en la Brigada Oriental, en Metetí, para representar a la entidad. Igual siguen prestando servicio al país.

Esta experiencia les ha permitido conocer bastante sitios de la geografía nacional e incluso territorio colombiano como Sabsurro. Eso sí, a través de lanchas, piraguas y en ocasiones en áreas inaccesibles, pero igual disfrutan la experiencia y sus presentaciones tienen el mismo ahínco.

De esto dan fe todas las tarimas de las ferias del país donde se han presentado.

 

Chequea esto: Consorcio liderado por Hyundai virtual ganador de Línea 3 del Metro de Panamá

 

En el último año han estado trabajando en su primer CD, del cual ya tienen siete temas grabados y otros tres están en ese proceso.

Uno de los temas que más le piden en sus bailes es "Me gustan las viejas" del compositor Vladimir Bosques. Curiosamente todos ellos son empíricos en la ejecución de los instrumentos e incluso en la saloma.

Esta agrupación musical se siente satisfecha de haber compartido tarima con artistas como Inocente Sanjur, Herminio Rojas, Alfredo Escudero, Ulpiano Vergara y Lucho de Sedas, quienes los felicitan, pues se destacan en lo que hacen y admiten que no en cualquier conjunto tienen la dicha de contar con seis hermanos.

 

Los integrantes de la Nueva Imagen de Los Hermanos Valdés. Usted los puede contactar al 6765-3811; 6626-3211 ó 6862-2627. 


Benigno, Noris, Rubiel, Israel, Ramiro y Alexander. Todos de apellido Valdés Jiménez. Adicionalmente tiene a dos unidades de componente civil: Rodrigo Hernández y Melquiades Moreno. Están agradecidos con la oportunidad que le da Oriel Ortega y Roger Mojica, director y subdirector de Senafront, respectivamente. 

Llevan años sirviendo al Senafront.
Experiencias que nunca se olvidarán: 

Cuando los hermanos Valdés Jiménez empiezan en el ámbito musical casi todos eran menores de edad.  Como su padre, don Benigno Valdés, era el acordeonista todos le seguían. Era un maestro en todo el sentido de la palabra. 

En una ocasión les salió un toque para Sambú, Darién. Era viernes por la noche cuando salieron desde Santiago a la capital.  Corría el reloj a eso de las 9:00 p.m. Resulta que cuando llegaron a la 24 de Diciembre, el guía estaba en trago y se quedó dormido.

Para cumplir con su compromiso empezaron a preguntar por dónde dirigirse a Darién. En esa búsqueda fueron a parar a un vertedero cerca de Cerro Azul, por ende tuvieron que regresar y proseguir hacia Chepo hasta llegar a Puerto Quimba. 

A estas experiencias se le suma, aquella ocasión en la que cuando llegaron al pueblo donde tocarían su hermano Israel se quedó dentro de la casa. Resulta que no había luz y la casa era redonda, de pencas, nunca encontró la puerta para salir. 

No le quedó de otra que esperar al amanecer cuando sus hermanos retornaron a casa. Así fue que volvió a ver la luz...  Nunca disfrutó del baile. 

 

Las zapatillas, otra experiencia junto a su papá...

Camino a La Pedregosa de La Palma sucedió algo también memorable. En aquel momento tenían dos toques seguidos. En este tiempo, tener zapatos era un lujo. Tener un par de calzados  y caminar sobre área de difícil acceso era una maldad. Embarrarlos de lodo era casi un pecado.

Es así como Israel decide quitárselos y los guarda en una bolsa. Resulta que había que devolver un equipo a El Rincón de La Palma y en esa carga se llevaron las zapatillas nuevas. 

¡Jesús alaba'o!, el hombre quedó sin zapatos. Frente a esta situación su padre le dijo que le conseguiría unas chancletas o le daría sus zapatos. 

En ese trayecto hacia La Pedregosa no encontraron unos zapatos a la vista. El afectado pidió, por pena, llegar de noche al poblado donde se presentarían para que no lo vieran descalzo. Así lo hicieron. Se le ocurrió hasta bajarse los pantalones para que las bastas le cubrieran parte de los pies. 

Pero siempre hay un vidajena. Empezó el baile y la gente gozando. No obstante, en las tarimas siempre se acercan muchas personas a ver a los artistas de cerca. Esta vez no fue la excepción. 

Curiosamente había muchos niños en el sitio y de repente alguien sacó un foco y le alumbró los pies. La comidilla del momento era que había uno de los artistas sin zapatos. 

Wao, no lo podían creer. El asunto quedó al descubierto cuando volvieron a alumbrar los pies y corroboraron que había uno sin zapatos. Eso fue fin de mundo de la pena, trágame tierra. 

Pero el baile siguió. Esta y otras historias nos compartieron los Hermanos Valdés durante su visita a día a día.  

 

 

No dejes de leer