ETIQUETAS:
Por:
Yanelis Domínguez -
[email protected] | @YanelisDD |
Miércoles 22 de noviembre de 2017 12:00 AM

La persistencia de fuertes olores a combustible desde hace dos meses cerca de la escuela Pedro J. Sosa, en Calidonia, ha provocado la molestia de los padres de familias, al punto que han dejado de enviar sus hijos a este colegio por temor a una contaminación.

"Me dan ganas de vomitar, huele mal, me da dolor de cabeza", son algunos de los testimonios de los niños que tienen su salud emocional y física afectada, mientras que los padres sufren al verlos enfermos.

Gladys de González, maestra y directora encargada del plantel, manifestó que se han hecho diversos estudios sobre el problema del olor a gasolina, pero hasta la fecha no se tiene un dictamen definitivo sobre lo que pasa y cuándo lo van a solucionar.

Reconoció que, además de los estudiantes, el personal administrativo y docente también ha tenido que acudir a los centros médicos, a raíz de esta situación.

"En el pasado acto cívico tuvimos varios casos de estudiantes mareados y desmayados", concluyó la educadora.

Ante lo expuesto, Fernando Méndez, de la Dirección de Asesoría Jurídica de la Defensoría del Pueblo, dijo que la situación es preocupante y más porque hay niños afectados por esta emanación de olores en el ambiente.

Méndez informó que la institución enviará notas al Ministerio de Salud, Ministerio de Educación, Ministerio de Ambiente y el Cuerpo de Bomberos, con el fin de procurar una reunión entre docentes, padres de familia y autoridades competentes para buscar posibles soluciones a la situación.

Según el director del Benemérito Cuerpo de Bomberos de la República de Panamá, Jaime Villar, en toda esa área se están haciendo estudios, hay que recordar que existen tanques de combustible muy viejos desde la época de los "gringos" en Panamá, y por eso es un tema que hay que tenerle paciencia.

Al consultar al doctor Alcibiades Batista, este aseguró que la inhalación de concentraciones altas de gasolina produce irritación de los pulmones, mientras que la ingestión irrita el revestimiento del estómago. La gasolina también es un irritante de la piel.

De igual forma, hay efectos en la memoria, capacidad intelectual, habilidad psicomotora. Hasta la fecha, el Ministerio de Salud y el Meduca no se han manifestado sobre este caso en especial


Algunos padres de familia indicaron que de continuar el problema, el próximo año no matricularán a sus hijos.
No dejes de leer