Contrabando de queso procedente de Nicaragua.
Francisco Rodríguez de Aupsa asegura que el consumo de este producto es un riesgo para la salud de los panameños. Foto/José Vásquez
ETIQUETAS:
Por: José Vásquez/Redacción/Web
[email protected] | @josechiriqui
Martes 07 de noviembre de 2017 08:15 PM
Las autoridades de Aduanas en la provincia de Chiriquí se mantienen en alerta por el contrabando hormiga de queso procedente de Nicaragua a territorio panameño, ya que se conoce de puestos clandestinos dedicados a la venta de este producto en Panamá y que no mantienen los registros sanitarios y tampoco cumplen con las disposiciones que establece la ley para que pueda entrar al país. 
 
El director regional de Aduanas, Francisco Rodríguez confirmó que se han dado varias retenciones de este tipo con una gran cantidad de mercancía que se ha procedido a destruir con la Autoridad Panameña de Seguridad de Alimentos (Aupsa), como establece la ley.
 
Asegura que el consumo de este producto es un riesgo para la salud de los panameños, por lo que han redoblado la vigilancia toda vez que buscan burlar los controles que se mantienen en el puesto de San Isidro próximo a Paso Canoas.
 
Añade que la modalidad es que los contrabandistas entre ellos los propios nicas, cruzan el queso a pie y luego buscan abordar bus comercial o autos con el objetivo de lograr pasar el puesto de control de Aduanas y que mantiene el Servicio Nacional de Fronteras (Senafront).
 
Rodríguez, confirmó que ya hay un antecedente de tratar de pasar el queso ilegal por el sector de Río Sereno, pero la rápida acción de las unidades del Senafront permitió dar con este contrabando de queso.
 
Sin embargo, el funcionario hizo un llamado a la comunidad a denunciar cuando tengan conocimiento de este tipo de actividad ilegal y no comprar este producto sin registro sanitario que pone en riesgo su propia salud, ya que se desconoce como fue preparado y la forma inadecuada de su manejo para trasladarlo hasta Panamá.
 
El funcionario señaló que se superan los 250 kilos de quesos y otros productos lácteos que se producen en Nicaragua, lo cual es preocupante.
 
Asegura que las condiciones de la frontera entre Panamá y Costa Rica es muy abierto y permite que se den estos contrabandos violando los controles aduaneros, por lo cual se han implementado los operativos y vigilancia móvil con el objetivo de cubrir más territorio y de esta forma poder lograr la captura de las personas que se dedican a este ilícito.
 
Planteó que actualmente los procesos se mantienen abiertos en la Dirección de Fiscalización Aduanera, quien deberá concluirlos y remitirlos al despacho superior para su respectiva sanción.
 
El director de Aduanas en Chiriquí, dijo que se trabaja en conjunto a otras instituciones, ya que no solo se da el contrabando de queso, sino de otros productos y más durante estas fechas de fin de año.
No dejes de leer