Ventura Ceballos, condenado a 50 años de prisión, fue trasladado en helicóptero bajo fuertes medidas de seguridad desde el puesto aeronaval.
Foto ilustrativa de la llegada de Ventura a Panamá.
Foto ilustrativa de la llegada de Ventura a Panamá.
ETIQUETAS:
Por:
Redacción web -
[email protected] | @diaadiapa |
Jueves 13 de febrero de 2020 06:30 PM

Pasada las cuatro de la tarde de este este jueves 13 de febrero llegó al Aeropuerto Marcos A. Gelabert, el homicida de cinco jóvenes panameños con ascendencia asiática en La Chorrera.

 

Ver más: Arranca rodaje de película 'Escuadrón Suicida 2'   en Colón 

 

Ventura Ceballos, condenado a 50 años de prisión, fue trasladado en helicóptero bajo fuertes medidas de seguridad desde el puesto aeronaval de Quebrada de Piedra, en el distrito de Tolé hacia el Aeropuerto Marcos A. Gelabert, tras su recaptura en El Salado de Remedios en Chiriquí. 

Tras su captura bajo un puente, se pudo conocer que se le logró decomisar la suma 700 dólares en efectivo, unos binoculares,  un celular  y una linterna. Se presume que utilizaba el teléfono para pedir alimentos a sus complices, que a la fecha se desconocen sus nombres. 

 

Se desconoce el nombre de los complices de Ventura 

 

Ventura Ceballos lucía un suéter color azul al momento de su captura y estaba deshidratado por lo que personal de la Policía Nacional le dieron agua. A su llegada a Panamá fue llevado  a la sede de la Policía Nacional en Ancón, donde recibió atención médica.

El detenido permanecerá en Ancón hasta que se decida a qué centro penitenciario será trasladado para que continúe su pena de 50 años de prisión.

 

Ver más: 'La Diabla' del Dúo de Oro está picando, el público alaba el tema y a la modelo 

 

 

Por rede sociales circularon una serie de imágenes del fuerte cordón policial que estuvo presente en todo el proceso de su movilidad tanto en Chiriquí como en Panamá

El presidente de la República Laurentino Cortizo aprovechó para agradece el trabajo en conjunto de toda la fuerza pública tras la captura de  Ventura Ceballos.

No dejes de leer