Después de meses de vida un niño puede aparecer algún tipo de estrabismo.
Muchos niños pueden tener mejor calidad de vida tras cirugías. Foto: Cortesía
Muchos niños pueden tener mejor calidad de vida tras cirugías. Foto: Cortesía
ETIQUETAS:
Por:
[email protected] - @YanelisDD |
Sábado 09 de febrero de 2019 12:00 AM

El estrabismo es la pérdida del alineamiento de la posición de los ojos, es decir,q ue es la tendencia del niño a torcer uno o ambos ojos.

Más comúnmente se presenta de forma transitoria durante los primeros meses de vida del niño.

Aunque según expertos, si se prolonga es vital que los  padres acudan al especialista, quien realizará el diagnóstico y las pruebas que determinen si el niño en efecto, padece estrabismo.

 

En algunos pequeños, con el paso del tiempo, se agudiza el estrabismo o permanece.  

Es aquí donde el especialista en oftalmología actuará, según el tipo que se presente.

Ante ello, el Dr. Félix Ruiz, oftalmólogo pediátrico, jefe del servicio de Oftalmología del Hospital de Especialidades Pediátricas “Omar Torrijos Herrera” (HEP), indicó que con frecuencia en la consulta de este hospital,  atienden a los pequeños con desvío de los ojos hacia adentro, lo que se denomina esotropía  y  el desvío de los ojos hacia afuera,  llamado  exotropía,  entre otros tipos de estrabismo.

 

Causas del estrabismo

Entre las causas que influyen en la aparición del estrabismo se puede mencionar factores hereditarios, familiares y oftalmológicos, tales como:  Mal control del alineamiento ocular por parte del cerebro y la asociación con un defecto refractivo, el más común es la hipermetropía. 

Las menos frecuentes, pero más graves que el oftalmólogo deberá descartar son tumores intraoculares y catarata congénita, entre otros.

 

Trabajo arduo

En el HEP trabaja un equipo de tres especialistas en oftalmología, cirujanos que pueden diagnosticar y tratar el estrabismo infantil sea transitorio o de cualquier otro tipo, aplicando pruebas clínicas en la consulta, examinando cómo reacciona el ojo del pequeño, sea con luz o cubriendo uno o ambos ojos, mediante una cirugía.

 

Vea también: Feria Anfroantillana será los primeros días de marzo

 

El estrabismo no se puede evitar, pero sí es posible controlar los factores que puedan desencadenarlos.

De acuerdo con el Dr. Ruiz, en el control prenatal, cumplimiento de las medidas de salud pública, cuidar del embarazo en todas sus etapas, garantizar que el neonato llegue sano minimizando el desarrollo de esta y demás patologías que puede afectar al bebe en las distintas etapas de su desarrollo.

 

Detección temprana

Para poder corregir adecuadamente el estrabismo infantil es muy importante detectarlo antes de los cuatro  años de vida.

Aunque la corrección de la desviación puede hacerse después de esta edad, se corre el riesgo de no recuperar la visión del ojo afectado.

En el HEP se realizan aproximadamente 200 operaciones para corregir estrabismo congénito al año. 

De ese total,  un 70 a 80 por ciento de estas operaciones logran resolver este diagnóstico con una sola operación.

 

Consecuencias

Importante, según el Dr. Ruiz, la detección temprana de la ambliopía congénita (ojo perezoso), estrabismo, anisometropía (o diferencia de grado óptico de un ojo respecto al otro), alteración anatómica del ojo afectado al nacer; tiene un valor fundamental para diagnosticar enfermedades inflamatorias de la retina, en la rehabilitación visual e incluso en la vida del pequeño.

En tal sentido la evaluación oftalmológica temprana de los niños, antes de los dos años, con o sin estrabismo favorece el diagnóstico  temprano de  ésta y demás patologías.

 

Futuro

Buscando fortalecer a futuro la labor de esta  especialidad, así como de los profesionales de la salud, estudiantes, enfermeras, entre otros  profesionales afines,   trabajan en un proyecto denominado “Tamizaje Oftalmológico Neonatal”, que de aprobarse, permitirá que  las unidades médicas puedan contar con una herramienta diagnóstica  temprana de las enfermedades oftalmológicas  desde los primeros meses de vida del bebé.

Por esto, el Dr. Ruiz  invita a los padres a supervisar a los  pequeños, controlando el uso excesivo de la tecnología actual que cada vez está al alcance de los niños a edades muy tempranas, ya que en la actualidad los juegos y la forma de diversión de los niños apunta al uso de dispositivos (sean celular, tablets), que cuentan con  pantallas de luz blanca y azul, que de no controlar su uso, pueden causar daños a la visión del menor.

 

No dejes de leer