Un jurado de conciencia estuvo a cargo de la decisión.
Uno de los implicados. Foto: Eric Montenegro
Uno de los implicados. Foto: Eric Montenegro
ETIQUETAS:
Por:
Eric Montenegro -
[email protected] | @diaadiapa |
Sábado 17 de noviembre de 2018 09:15 AM

 

Un jurado de conciencia y un tribunal de tres jueces declararon culpables a Egipsacio Alberto Pineda y Alvaro Villalba Cedeño, por el delito de femicidio en contra de Migdonia Sanjur, quien fue encontrada decapitada y con las manos mutiladas el 17 de septiembre del 2017, bajo el puente Arraijancito en la vía al puente Centenario.

El juicio oral, que se extendió por cinco días, culminó cerca de la media noche del viernes luego de que el jurado de conciencia y tres jueces deliberaran por separado unas cinco horas.

 

Puede leer: Melissa Piedrahita, de modelo y reina de belleza a fisicoculturista

 

El jurado de conciencia integrado por ocho mujeres también declaró culpable del delito contra la libertad sexual (violación) a Egipsacio Pineda quien conducía el autobús de la ruta Los Andes – Torrijos Carter, en el que fue asesinado y transportado el cuerpo de Sanjur.

El Tribunal de Justicia integrado por los jueces Luis Bethancourt (presidente), Vielka Mojica y Gloria Justavino, decidieron absolver a Eric Oriel Gómez Vega (36 años), quien era considerado cómplice secundario.

Los tres implicados en este caso fueron absueltos del delito contra el patrimonio económico (robo).

El fiscal superior de la causa indicó que aún queda pendiente la audiencia de lectura de sentencia en la que se dará a conocer la sentencia a cumplir por ambos asesinos.

 

Además: Calle Arriba de Las Tablas la planchó...pero la capital la eligió

 

Detalló además que por los delitos de femicidio y violación, los dos sentenciados podrían purgar hasta 45 años de cárcel.

Durante el juicio, un menor de 17 años quien sirvió como testigo de la fiscalía, relató que fue Álvaro Villalba Cedeño junto a otro de los implicados, quienes cortaron las manos y la cabeza a Sanjur, luego de haberla asfixiado.

 

No dejes de leer