Foto ilustrativa del área afectada.
Foto ilustrativa del área afectada.
ETIQUETAS:
Por:
[email protected] - @diaadiapa |
Viernes 12 de enero de 2018 10:00 AM
Ninguna de las tres viviendas destruidas por deslizamientos de tierra en la comunidad de Valle de San Judas, en el corregimiento de Cativá, en las afueras de Colón, el pasado 6 de enero, han recibido ayuda ni del Ministerio de Vivienda y Ordenamiento Territorial ni de la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC), coinciden las familias afectadas.
 
Producto de las lluvias se estima que más 2 mil personas fueron afectadas, siendo Cativá, una de las más golpeadas por el  desbordamiento de ríos.
 
Marlene Mezeno, una de las damnificadas en Valle de San Judas Tadeo, destacó que no tienen donde vivir ahora. 
 
Ver más: Productores de maíz fijan nuevos precios del grano para su comercialización
 
Recordó que ella fue rescatada por los propios vecinos, tras quedar atrapada junto a su hija, entre el lodo y parte de la vivienda, que colapso.
 
Mezeno indicó al mostrar los moretones y rasguños que aún mantiene, que ella vivió momentos de angustia y desesperación, porque ella quedó atrapada, contra una de las paredes de su residencia y su hija quedó sepultada, por la tierra por varios minutos.
 
Reynaldo Ashaw, representante de Cativá, manifestó que esta familias solo han recibido apoyo de la junta comunal, porque ni la FTC ni el Miviot, han dado respuesta a estas personas.
 
A todo esto, el gobierno planea limpiar la quebrada Fantasma en Cativá, como medida de minimizar el desbordamiento del mismo.
 
No dejes de leer