En una lavanderías de la ciudad capital, cerca del metro de la 5 de Mayo, se encontraban cuatro personas que no se daban a basto.
Lavanderías suman para desfiles patrios. Foto: Roberto Barrios
Lavanderías suman para desfiles patrios. Foto: Roberto Barrios
ETIQUETAS:
Por:
[email protected] - @b_ducreux |
Viernes 02 de noviembre de 2018 03:00 PM

Todos los años los desfiles patrios representan un buen ingreso para los dueños de comercios,  específicamente los de las lavanderías.

 

Ver: Hasta los muertos se ven afectados por la economía, les llevaron flores falsas

 

En   una  lavanderías de la ciudad capital, cerca del metro de la 5 de Mayo, se encontraban cuatro personas que no se daban a basto con la cantidad de clientes que tenían frente a ellos. Muchos querían planchar sus uniformes de bandas independientes y de escuelas de ya para ya.

La dueña de este comercio explicó que para esta temporada los precios suben, pero no mucho. “ $ 1.75 en adelante tenemos las camisas sencillas, faldas con pliegues desde $5.00”, reveló la asiática.

Por cada pollera de gala planchada se cobra entre $35 por todo el juego, mientras que por una pollera montuna el precio está entre $15 y $25.


Cuando la demanda es mucha se contrata más personas, reveló otra asiática en el área de San Miguelito. “Una persona no puede sola. Hay que tener más”, dijo la joven de pocas palabras.

 

Entérate aquí: Fulo John, un visitante de cuatro patas del cementerio Amador

Los presentes que iban en busca de este servicio mencionaron que  existen muchos panameños que no cuentan con el tiempo para planchar la vestimenta, por lo que deciden utilizar parte de su salario en lavanderías.

Una joven que se disponía salir ya de una lavandería, dijo a ‘día a día’ que llevaba tres uniformes de sus hijos que están en bandas y acababa  de pagar $ 25 con sencillo por esa ropa.


Cabe destacar que la Autoridad de Protección al Consumidor y Defensa de la Competencia (Acodeco) mantiene su mira en contra de las prácticas monopolísticas de las lavanderías y los lavamáticos.

No dejes de leer