Panamá ha ido escalando en las últimas tres semanas medidas de distanciamiento social, como el cierre de negocios no esenciales.
Coronavirus.
Se han realizado un total de 6.160 pruebas diagnósticas, de las que el 84 % ha dado negativo y el 16 % positivo. Foto: EFE.
ETIQUETAS:
Por:
EFE -
[email protected] | @diaadiapa |
Domingo 29 de marzo de 2020 07:45 PM

 

Siete personas murieron y 88 fueron diagnosticadas con COVID-19 en las últimas 24 horas en Panamá, que acumula ya 24 decesos y 989 casos confirmados de la enfermedad, informaron este domingo las autoridades.


Hay 820 pacientes en aislamiento domiciliario por presentar síntomas leves y 141 hospitalizados, de ellos 35 en la unidad de cuidados intensivos en condición crítica y el resto en sala, y se mantiene la cifra de 4 recuperados.


Los siete fallecidos en las últimas 24 horas estaban todos en unidades de cuidados intensivos, precisaron las autoridades.


En Panamá, que informó del primer caso de COVID-19 el pasado 9 de marzo pasado, se han realizado un total de 6.160 pruebas diagnósticas, de las que el 84 % ha dado negativo y el 16 % positivo.

Leer también: https://www.diaadia.com.pa/impreso/DD.pdf


Las autoridades de Salud sostienen que se está masificando el diagnóstico para aislar a la mayor cantidad de afectados posible, y de acuerdo con las cifras oficiales, entre el pasado lunes y este domingo se confirmaron 706 casos de COVID-19 en el país.


La directora de Epidemiología del Ministerio de Salud, Lourdes Moreno, dijo este domingo que aunque las defunciones abarcan a personas de todos los segmentos etarios, el mayor número (20) han sido personas de más de 50 años.


Está subiendo el número de pacientes en las unidades de cuidados intensivos y con síntomas más críticos, alertó por su parte el director de la Caja del Seguro Social (CSS), Enrique Lau, que ya ha advertido que de acuerdo con la experiencia internacional cerca del 50 % de las personas que llegan a ese nivel hospitalario muere.


Lau sostuvo que las autoridades sanitarias calculan que el pico máximo de la epidemia se registrará en Panamá entre la segunda y la tercera semana de abril próximo, y que las cifras que se registren en ese momento dependerá de lo que ahora haga la población.


"Sabemos que la mayoría" de los ciudadanos "se está quedando en casa", en obediencia de las recomendaciones que hacen las autoridades desde hace tres semanas y del toque de queda total vigente desde el pasado miércoles, "pero hay quienes insisten en andar deambulando" en un comportamiento "terrorista", agregó Lau.

Leer también: Habilitan hotel para policias con COVID-19

 

A cuidar las abarroterías

Las autoridades pidieron a los ciudadanos "cuidar las abarroterías" porque contribuyen al constante abastecimiento de las comunidades, después de que la noche del sábado se registraran dos incidentes de saqueo en barriadas de la capital que fueron controlados por la fuerza pública.


También destacaron que comenzó la distribución de bolsas de comida y que hay un bono solidario para la población más golpeada por la paralización comercial en el país, donde casi el 50 % de las personas vive de la economía informal y el desempleo se ubicaba en el 7,1 % antes de la crisis del COVID-19.


Panamá ha ido escalando en las últimas tres semanas medidas de distanciamiento social, como el cierre de negocios no esenciales, la suspensión de clases y el cierre de fronteras.


De la cuarentena total indefinida vigente desde el pasado miércoles están exentos básicos como salud, alimentos, transporte, banca y prensa, y mediante un sistema usa el número de identificación personal establece dos horas diarias para que los ciudadanos se abastezcan. 

No dejes de leer