La entronización de esta reliquia se llevó a cabo durante el Te Deum, en la Iglesia San Francisco de Asís por parte del Arzobispo Ulloa.
Los feligreses están muy contentos por la llegada del santo. Foto: Cortesía
Los feligreses están muy contentos por la llegada del santo. Foto: Cortesía
ETIQUETAS:
Por:
[email protected] - @b_ducreux |
Sábado 03 de noviembre de 2018 04:00 PM

 

Por autorización del Vaticano,  el país recibió una reliquia en Primer Grado con gotas de sangre de San Juan Pablo II, el pontífice propulsor de la concentración más importante de la Iglesia Católica.

 

Ver: Ni el agua pudo detener los desfiles cívicos del 3 de noviembre

 

La entronización de esta reliquia se llevó a cabo durante el Te Deum, en la Iglesia San Francisco de Asís por parte del Arzobispo Metropolitano José Domingo Ulloa.

El religioso expresó  “Frente a su reliquia nos llenamos también de regocijo al haber sido elegidos por el papa Francisco, como sede de la Jornada Mundial de la Juventud, lo que demuestra que el Santo Padre cree en la capacidad de los más pequeños para hacer grandes proyectos”.

Las gotas de sangre de esta reliquia fueron extraídas de San Juan Pablo II, en su última semana de vida, en abril de 2005 cuando falleció a los 84 años de edad.

 

Entérate aquí: En Juan Díaz prefieren las fiestas patrias que el halloween

 

Víctor Chang, secretario ejecutivo del Comité Organizador Local, añadió que la reliquia que permanece conservada en una ampolla insertada en un libro con páginas abiertas recorrerá las Diócesis y estará en Panamá, hasta algunos meses después de la Jornada Mundial de la Juventud.

El Nuncio Apostólico, Monseñor Mroslaw Adamczyk, mostró su alegría por esta presentación y explicó que la muestra simboliza la cercanía con un ejemplo para los creyentes.

No dejes de leer