Padres temen que para 2020 la UP no les preste las instalaciones y sus hijos se queden sin matricular.
Denuncian que ya hay hacinamiento. Foto: Eric Montenegro
Denuncian que ya hay hacinamiento. Foto: Eric Montenegro
ETIQUETAS:
Por:
Eric Montenegro -
[email protected] | @diaadiapa |
Domingo 16 de junio de 2019 01:15 PM

 

Unos 240 niños residentes en los multifamiliares de Ciudad Esperanza, en Arraiján, provincia de Panamá Oeste, reciben clases en aulas prestadas de un edificio de la Universidad de Panamá (UP), debido a la carencia de un centro escolar, prometido por el gobierno de Juan Carlos Varela. 

Entre los padres de familia persiste el temor de que la UP restrinja en 2020 el uso de las aulas y sea demasiado tarde para obtener cupos en otras escuelas del distrito.

 

Lea también: ¡Gracias a Dios! Ingrid De Ycaza celebra junto a su familia tras coma inducido

 

Otro de los problemas de utilizar aulas de la UP es la carencia de un sello distintivo de un plantel con el cual avalar la boleta de calificaciones, lo cual ha demorado la entrega de este documento.

Este inconveniente impide que los alumnos puedan recibir el pago de la beca universal y del Instituto para la Formación y Aprovechamiento de los Recursos Humanos (Ifarhu).

Se informó que los estudiantes permanecen durante todo el horario de clases confinados en las aulas, puesto que no se les permite salir a recreo, con el pretexto de que pueden causar daños al edificio de la universidad.

 

Entérate: Atropellan a un hombre en La Pesa de La Chorrera, es de rasgos indígenas

 

Ciudad Esperanza cuenta con 10 hectáreas para la construcción de un centro educativo de excelencia, de la cual no se ha colocado siquiera la primera piedra.

Los padres de familia propusieron al Ministerio de Educación (Meduca) habilitar como escuela temporal alguna de las torres de Ciudad Esperanza que se encuentra desocupadas, puesto que la matrícula aumentara el próximo año.

 

Sin hacha ni calabaza...

Rufino Rodríguez, subdirector docente en Panamá Oeste, explicó que la escuela de Ciudad Esperanza no tiene un decreto de creación, aunque existen soluciones al tema de los boletines.

Inicialmente se planteó la posibilidad de que los estudiantes se integraran al Centro Educativo Bilingüe El Tecal, a lo cual se negaron los padres de familia.

Rodríguez indicó que la UP prestará las aulas hasta que se construya el centro escolar, aunque ello implica que no se pueden aumentar el número de grupo más allá de la cantidad de aulas prestadas.

No dejes de leer