Indígenas gunas agarran los carros que los llevan a de la ciudad a la comarca y viceversa en la plaza 5 de Mayo
Así los pueden observar todos los días en el parque de la plaza 5 de Mayo.   Roberto Barrios
Así los pueden observar todos los días en el parque de la plaza 5 de Mayo. Roberto Barrios
ETIQUETAS:
Martes 20 de febrero de 2018 12:00 AM

Uno de los sitios más históricos del país es la plaza 5 de Mayo, que es hoy día un punto de gran referencia de Panamá, así lo reconoció Elena Melearte, una indígena de Guna Yala, quien esperaba sentada en una de las bancas del parque a su abuela, quien llegaba desde la comarca a pasar unos días en su casa.

También puede leer: Tiroteo en el sector 20 de Las Mañanitas deja una víctima fatal y un herido

Con Elena se encontraba su hija Delmira, de 17 años, quien amamantaba a su tercer hijo, de seis meses de edad, mientras se cubría del caluroso y sofocante sol.

La mamá de Elena es una mujer que admira y respeta la cultura de su pueblo, algo que demuestra de los pies a la cabeza, pues no duda lucir sus vestidos.

Al igual que ellas, otros grupos de indígenas aguardaban la llegada de conductores en autos particulares, quienes se ganan la vida transportando a estas personas que viven en lugares como Tupile y Ustupu, en la comarca Guna.

La joven cuenta que no frecuentan a su familia en la comarca porque el pasaje por persona es de $45.00 solo la ida, dependiendo el lugar.

Plaza 5 de Mayo es donde llegan los gunas desde la Comarca

Era pasado el mediodía, y Delmira esperaba con emoción a su familia, a la vez que contaba lo difícil que es la vida en Guna Yala; por eso desde pequeñas les enseñan a trabajar lo artesanal, para que sepan ganarse la vida.

La joven, quien desde hace tres años se rebeló al no portar su vestimenta tradicional, dijo que a pesar de su corta edad para tener más de dos hijos, le gustaría seguir estudiando para sacar de la pobreza a su familia. "Yo quiero ser alguien en la vida, pero a veces se me dificulta. Soy madre soltera".

Las horas pasaban y poco a poco los indígenas se iban poniendo de pie para recibir a sus parientes, gente a la que el cansancio, por el viaje por carretera desde Guna Yala a la capital, se les nota en los rostros.

Mientras, Delmira y su madre seguían viendo el reloj y esperando con paciencia la presencia de su abuela.

La Plaza 5 de Mayo fue rehabilitada

Así como Delmira y su hija, muchos indígenas gunas han convertido la plaza donde se levanta el obelisco en honor a la tragedia de El Polvorín en la piquera para abordar los carros que los llevan y traen de Guna Yala a Panamá.

Entérate: Unidad policial muere en accidente de tránsito en Colón

Tal vez muchos de ellos desconocen que la plaza donde esperan a sus familiares recuerda a los bomberos caídos el 5 de mayo de 1914, quienes murieron en el incendio del edificio conocido como El Polvorín.


 

La plaza 5 de Mayo fue recientemente restaurada por la Alcaldía de Panamá, que se encarga de mantenerla limpia y con vigilancia.

No dejes de leer