Los jóvenes de la parroquia Cristo Redentor de San Miguelito se preparan para la Jornada Mundial de la Juventud.
Los jóvenes hicieron un buen trabajo a pesar de no ser expertos. Foto: Jesús Simmons
Los jóvenes hicieron un buen trabajo a pesar de no ser expertos. Foto: Jesús Simmons
ETIQUETAS:
Por:
[email protected] - @jesus06041973 |
Jueves 10 de enero de 2019 04:00 PM

El tema de moda entre los jóvenes es la XXXIV edición de la  Jornada Mundial de la Juventud (JMJ), que se realizará en Panamá del 22 al 27 de enero de 2019.

Esta es la tercera JMJ que se lleva a cabo en América Latina. La primera fue en Buenos Aires Argentina en 1987 y la segunda en Río de Janeiro, Brasil, en 2013.

 

Quieren dejar una buena impresión a los peregrinos y al papa

 

Al ser un movimiento tan importante, muchos jóvenes panameños de las diferentes parroquias del país se preparan para darle la bienvenida al papa Francisco y a los peregrinos que lleguen al Istmo.

Ellos se preocupan por mostrar su mejor cara y las de sus congregaciones.

 

 
También puede leer: Idaan se prepara para Desfile de las Mil Polleras con operativo de agua

 

Uno de esos chicos son los de la parroquia Cristo Redentor, ubicada en el corregimiento Amelia Denis de Icaza, distrito de San Miguelito, quienes están elaborando un mural que cuenta la historia de la Parroquia Cristo Redentor, que fue desde donde surgió el distrito populoso.

 

Jóvenes de la parroquia Cristo Redentor se preparan para la JMJ

 

"El mural se trata de cómo inició la parroquia que fue donde se gestó la historia de San Miguelito", expresaron Nelson Peñalba, Manuel López, Ángela Sanjur y Gustavo Martínez, mientras trabajaban en el mural.

 

Entérate: Primer peregrino que entra por Paso Canoas es recibido con bombos y platillos

 

Manifestaron que hay más jóvenes participando de la cofección del mural, el cual esperan sea del agrado de todos  los peregrinos y residentes del distrito, pues hicieron un gran esfuerzo para confeccionarlo, ya que no tenían conocimientos de bellas artes. 

No dejes de leer