José Gabriel Carrizo tenía dos meses que no subía absolutamente nada a sus redes.
Foto ilustrativa del vicepresidente Carrizo.
Foto ilustrativa del vicepresidente Carrizo.
ETIQUETAS:
Por:
Redacción web -
[email protected] | @diaadiapa |
Jueves 02 de julio de 2020 10:15 AM

Ayer se cumplió el primer año de Gobierno y parecía el momento perfecto para que el vicepresidente de la República, José Gabriel Carrizo, hiciera uso de sus redes sociales y así lo hizo.

A eso de las 9:00 a.m. de ayer, el vice se apareció por sus redes con un tuit que también posteó en su cuenta de Instagram, en el que escribió lo siguiente: “Desde hace 1 año, todos los días le agradezco a Dios y a la Virgen por permitirme servir a los panameños con responsabilidad y compromiso. Presidente @NitoCortizo gracias por tomarme en cuenta, a mí y a todo su equipo, para trabajar hombro a hombro en construir #UnPanamáMejor.

 

También puedes leer:  Real Madrid, por otro grito de victoria en la Liga española 

 

Casi instantáneamente su cuenta de Twitter y la Instagram se llenaron de críticas e insultos. Lo catalogaron de todo.

Quita la opción de comentar


Tanta fue la avalancha de mensajes en su contra en los que le decían desde ladrón hasta cariduro que Carrizo prefirió eliminar la opción de comentar en este primer post.

En Twitter varios internautas aseguraron que eliminó sus comentarios. El 99.9% de los comentarios son insultos que aún se pueden leer en sus redes sociales.

 

Mira nuestra edición impresa aquí

Al parecer después el vice se arrepintió de coartar la libertad de expresión de sus seguidores y decidió volver a poner la opción de comentar y las críticas volvieron a llover.

El vicepresidente ha estado bajo perfil desde finales de abril, cuando estalló el escándalo de una compra de ventiladores a precios exhorbitantes, así como unas mascarillas y geles antibacteriales.

La compra de los ventiladores no se dio.

 

También puedes leer: Jacky Guzmán... sorprendida de la cantidad de odio en redes 

Ayer, 1 de julio, el Gobierno cumplió su primer año de gestión, con una crisis sin precedentes debido a la pandemia de COVID-19, con mucho descontento y una alta percepción de corrupción.

No dejes de leer