"Vio Jesús a un publicano, y como le miró con sentimiento de amor y le eligió, le dijo: Sígueme".
Papa Francisco.
Papa Francisco. Foto/Agencias
ETIQUETAS:
Por:
Redacción/Web -
[email protected] | @diaadiapa |
Sábado 19 de enero de 2019 06:00 AM

 

El lema del papa Francisco procede de las homilías de san Beda el Venerable, sacerdote (Hom. 21; CCL 122, 149-151), quien, comentando el episodio evangélico de la vocación de san Mateo, escribe: «Vidit ergo Iesus publicanum et quia miserando atque eligendo vidit, ait illi Sequere me (Vio Jesús a un publicano, y como le miró con sentimiento de amor y le eligió, le dijo: Sígueme)».

Lea también: JMJ, una visión del papa Juan Pablo II para reunir a los jóvenes en Cristo

Esta homilía es un homenaje a la misericordia divina y se reproduce en la Liturgia de las horas de la fiesta de san Mateo. Reviste un significado particular en la vida y en el itinerario espiritual del papa. En efecto, en la fiesta de san Mateo del año 1953, el joven Jorge Bergoglio experimentó, a la edad de 17 años, de un modo del todo particular, la presencia amorosa de Dios en su vida.

 

Después de una confesión, sintió su corazón tocado y advirtió la llegada de la misericordia de Dios, que, con mirada de tierno amor, le llamaba a la vida religiosa a ejemplo de san Ignacio de Loyola.

 

Una vez elegido obispo, monseñor Bergoglio, en recuerdo de tal acontecimiento, que marcó los inicios de su total consagración a Dios en su iglesia, decidió elegir, como lema y programa de vida, la expresión de san Beda miserando atque eligendo, que también ha querido reproducir en su escudo pontificio.

Lea también: ¿Quién es el papa Francisco?, conozca los inicios de Jorge Mario Bergoglio
No dejes de leer