El accidente se dio a eso de las 5:00 p.m. en en el distrito de Capira.
Foto ilustrativa del área del accidente en Villa Mireya. Foto: Jesús Simmons.
Foto ilustrativa del área del accidente en Villa Mireya. Foto: Jesús Simmons.
ETIQUETAS:
Por:
Redacción web -
[email protected] | @diaadiapa |
Viernes 07 de junio de 2019 11:15 AM

Desde tempranas horas de este viernes 7 de junio, personal del Ministerio Público se trasladó hasta la comunidad de Villa Mireya para recabar información tras la muerte de un menor de edad.

Durante la instancia de las autoridades, uno de los vecinos aprovechó para colocar hierros en forma de equis para evitar que otro niño pase por el lugar y se repita la situación. 

La situación mantiene triste a la comunidad y es que de un momento de diversión, pasó a ser la peor tragedia que le puede pasar a una familia. 

 

Ver más:  Tremendo susto se llevaron pasajeros tras accidente de tránsito en La Chorrera 

 

Y es que tranquilidad de la comunidad  se esfumó por completo luego de que el menor de 12 años conocido en el pueblo como "Bebesón" quedara atrapado en una alcantarilla, la tarde de este jueves 6 de junio.

 

Hay que tener más cuidado con los niños 


El accidente se dio a eso de las 5:00 p.m. en  en el distrito de Capira.

A pesar de que Luis "Bebesón" Vásquez recibió atención médica por parte de los paramédicos del Benemérito Cuerpo de Bomberos de la República de Panamá y a su vez fue trasladado en estado crítico hasta el hospital Nicolás Solano, perdió la vida.

 

Ver más: Investigan homicidio registrado en el área de Soloy 

 

Según los vecinos, cada vez que caían los fuertes aguaceros, los niños aprovechaban para jugar en la alcantarilla. Los menores se lanzaban desde la Parroquia Medalla Milagrosa, tiempo de un tobogán de más de 30 metros de largo y se venían por toda la cuneta, pasaban por las tuberías que están debajo de la calle hasta un punto en el que frenaban con los pies. Al parecer el niño no corrió con la misma suerte de los otros y este ingresó a la tubería que tiene una parte concreto  más pequeña, situación que lo dejó más allá  del que salían regularmente, además la gran cantidad de agua no jugó a su favor. El niño fue sacado boca abajo tras 45 minutos de maniobras de los moradores.

Durante la situación, destacaron los vecinos, la madre del menor de edad, quien esta embarazada,  gritaba desesperada que ayudaran a su hijo.

 

Con información de Jesús Simmons. 

No dejes de leer