Debido al cierre del centro de salud, la población debe viajar hasta los sub centros de Buenos Aires y Líbano.
Foto ilustrativa del estado del centro de salud.
Foto ilustrativa del estado del centro de salud.
ETIQUETAS:
Por:
[email protected] - @diaadiapa |
Miércoles 06 de noviembre de 2019 04:30 PM

La paciencia de los pobladores del corregimiento de Bejuco, en el distrito de Chame, por la culminación de los trabajos de remodelación y ampliación del centro de salud, paralizados ocho meses atrás, se agota.

 

Ver más:  Una lesión deja fuera a Aníbal Godoy del Panamá-México 

 

La preocupación por el futuro de la instalación de salud, crece al ser utilizado el edificio en horas de la noche como guarida para delincuentes.

Debido al cierre del centro de salud, la población debe viajar hasta los sub centros de Buenos Aires y Líbano, en donde la atención médica es limitada, dijo Otilia Caballero, presidenta del comité de salud de Bejuco.

Sumado a ello, el comité ha dejado de generar fondos, por lo cual se dificulta el pago de la planilla, servicios básicos y el alquiler del depósito en donde se encuentran los equipos médicos.

 
Piden acción rápida 

 

Mensualmente se deben pagar 2 mil 773 en el pago de salarios a seis empleados.

Aproximadamente 11 mil habitantes del corregimiento de Bejuco dependían de la atención de salud en esta instalación del Minsa.

Abdul Juliao, alcalde de Chame, dijo que la empresa constructora abandonó el proyecto debido a la demora del Minsa en ejecutar los pagos al contratista.

Abogó además por la construcción de un hospital para los distritos de Chame, San Carlos y Capira, considerando que en horas de la noche la población debe viajar hasta el Nicolás Solano en La Chorrera.

 

Ver más: El viaje de El Puma desde las garras de la muerte hasta su vuelta a México

 

Por su parte, Agustín Sánchez, director nacional de Provisión de Salud del Minsa, afirmó que este proyecto tenía un costo de 134 mil dólares. El proyecto tiene un 57% de avance.

La paralización se debió a la solicitud de una adenda de tiempo por parte de la empresa contratista y a la búsqueda de la viabilidad económica necesaria para continuar el proyecto.

Sánchez admitió que el proyecto originar sufrió cambios en los diseño, específicamente en la construcción de una planta de tratamiento de aguas servidas para la cual aún no se cuenta con los fondos.

No dejes de leer