Hasta hoy, la Fundación trabaja con más de 15,000 niños en 68 programas en 29 países.
ETIQUETAS:
Por:
Redacción 'día a día' -
[email protected] | @diaadiapa |
Lunes 13 de julio de 2020 06:15 PM

 

The Orphaned Starfish Foundation (OSF) sigue dando su apoyo incondicional a todos los programas que tienen alrededor de América Latina, y, en respuesta a las necesidades que surgen en estos tiempos, han creado un nuevo programa llamado YANA por sus siglas en inglés (You Are Not Alone) “No Estás Solo” en español.

 

La actual crisis provocada por el COVID-19 está demostrando el enorme sacrificio de las diferentes comunidades del mundo, especialmente aquellas que siguen dando la batalla, ofreciendo alivio a diferentes familias que han tenido pérdidas económicas. The Orphaned Starfish Foundation (OSF), lejos de frenar sus labores humanitarias, ha reestructurado sus recursos para no dejar ninguna familia por fuera.

 

Aunque OSF se centra específicamente en la educación basada en la tecnología, la formación profesional y lecciones de computación, que continúan sin interrupción, su fundador Andrew Stein ha decidido organizar esta nueva campaña (YANA) que se divide en tres fases, ofreciendo bienestar físico y emocional a sus participantes, cuidadores y familias.

 

La fase 1 consiste en proporcionar un suministro de alimentos, medicinas, máscaras y necesidades básicas. La fase 2 ha sido una extensión del aprendizaje en línea, por computadora o teléfono para los programas comunitarios y la fase 3 consiste en actividades virtuales a través de video llamadas con cada uno de los orfanatos y estudiantes becados que forman parte de OSF.

 

En estas video llamadas, han contado con la participación de diferentes celebridades como: Erika Ender (Cantante y escritora de “Despacito”), Victor Drija, Fernando Osorio (Compositor de Rie y Llora y más), Laurel Harris (Wicked y Jagged Little Pill), Syndee Wynters (Hamilton y Lion King), George Akram (West Side Story) y St. Pedro (Temporada 5 de La Voz).

 

Hasta hoy, la Fundación trabaja con más de 15,000 niños en 68 programas en 29 países: México, Costa Rica, Panamá, Bolivia, Chile, Brasil, Colombia, Republica Dominicana, El Salvador, Puerto Rico, Haití, Perú, Honduras, Nicaragua, Ecuador, Guatemala, Argentina, Uruguay, American Samoa, Filipinas, Estados Unidos, Nepal, Etiopía, Paraguay, Kenia, Jamaica y Trinidad (donde trabajan con refugiados provenientes de Cuba y Venezuela).

No dejes de leer