Luis Oscar Martínez tendrá la oportunidad de prepararse a nivel técnico para enfrentar los retos del futuro.
Foto ilustrativa del momento en que Martínez habla con el papa Francisco. Cortesía: @MinGobPA
Foto ilustrativa del momento en que Martínez habla con el papa Francisco. Cortesía: @MinGobPA
ETIQUETAS:
Por:
[email protected] - @sanoliveros92 |
Viernes 25 de enero de 2019 05:45 PM

Que no quepa la menor duda, los milagros existen y esta Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) nos deja muchas historias maravillosas. 

Lo que inició como un día normal para muchos, para el joven Luis Oscar Martínez ha simbolizado una nueva oportunidad de vida.

Este viernes, Martínez tuvo la bendición de conocer al papa Francisco y poder arrepentirse de todos sus pecados.

 

Ver más: Margarita: 'Ha sido la presentación más gratificante y emotiva de mi carrera' 

 

El joven, recluido en el Centro de Cumplimiento de Menores en Las Garzas, le dijo al papa Francisco que no había palabras para describir “la libertad” que sentía en ese momento.

Durante la narración, el muchacho le habló al papa Francisco sobre sus aspiraciones, la principal era llegar a ser un chef internacional y un técnico en refrigeración especializada.

Al finalizar la liturgia penitencial con el papa Francisco, una Juez de Cumplimiento anunció nueve libertades condicionales otorgadas a siete jóvenes del Centro en Las Garzas y dos del centro de Colón. Esta medida fue gestionada con anticipación para hacer el anuncio a tiempo. Entre ellos el joven Martínez fue beneficiado. 

 

Una nueva oportunidad de hacer las cosas bien

 

El momento tocó tantos corazones y es así como entra a formar parte de la historia Luis Pinedo, propietario del Instituto Superior de Alta Cocina (ISAC Panamá).

Pinedo habló con día a día y manifestó que como institución académica le darían una beca para estudios superiores a Luis Oscar Martínez, debido a que todos tienen derecho a una segunda oportunidad.

"La experiencia data que la beca sería por un año que es algo rápido. Si él desea estudiar más, es bienvenido, pero para un chico de esta categoría, saliendo de la retención, creas una barrera y por eso en un año tiene más oportunidad y así puede trabajar. Todas nuestras carreras son técnicas, al final el podrá escoger la especialidad, ya sea técnico superior en cocina internacional, en pastelería y en artes culinarias u otras. Durante el año nos haríamos cargo de todo lo que tiene que ver con ISAC Panamá, es decir, matrícula, libros, uniforme", agregó Pinedo.

 

Ver más:  Estuvieron tres años casados por lo civil, pero castos hasta casarse en Panamá 

 

Para Pinedo, en caso tal que no tenga estudios previos, igual lo apoyarían, pero saldría con un diplomado,"en ISAC Panamá igual puede estudiar".

Al ser cuestionado sobre el por qué decidió ayudar a Martínez, Pinedo destacó que "Él, porque tuvo la suerte de estar con el papa. Soy católico y creo que las cosas hay que hacerlas bien, y a la sociedad  hay que devolverle algo de lo que te ha dado".

 

No dejes de leer