Ella continúa comiendo muy bien y con buen ánimo, ya que su enfoque actual es recuperarse para que pronto pueda abrazar a Minacho, su hijo de 6 años.
Karina y Minacho necesitan apoyo para su rehabilitación en Texas, USA.
Karina y Minacho necesitan apoyo para su rehabilitación en Texas, USA.
ETIQUETAS:
Por:
[email protected] - @periodistagil |
Lunes 22 de julio de 2019 09:00 AM

 

Los avances en el estado de salud de la periodista venezolana Karina Lima, quien resultó gravemente herida tras la explosión de uno de los edificios de Costamare, son favorables.

Desde la cuenta oficial @ayudafamiliamunozlimaofficial se informó que el pasado jueves 18 de julio fue intervenida nuevamente para realizarle injertos en algunas zonas de su cara.

 

Lea también: Comparten informe alentador sobre el estado de salud de Karina Lima

 

Detallaron que durante su cirugía los médicos realizaron limpieza en todo su rostro.

No obstante, los expertos esperan que estos injertos se adhieran de forma correcta. De ser así, esta podría ser la última cirugía de la primera etapa en su recuperación.

Hasta ahora ella continúa comiendo muy bien y con buen ánimo, ya que su enfoque actual es recuperarse para que pronto pueda abrazar a Minacho, su hijo de seis años, quien también sobrevivió al accidente en Costamare.

 

Entérate: Jafet Tejada Manzane sigue desaparecido, fue visto el sábado por última vez

 

Manos a la obra, ella lo necesita

Bueno, mientras cosas buenas suceden en el Jennie Sealy Hospital, para nadie es un secreto que la familia Muñoz Lima necesita de más apoyo para la recuperación de Karina y Minacho.

Karina no tiene seguro médico. Por ende, familiares y amigo han organizado un bazar premium "Lexury Goods", donde habrá actículos originales, nuevos o con poco uso a la venta. Todos los fondos recaudados serán donados a esta familia.

Esto será el próximo 31 de julio en el hotel Ramada Plaza (salón Evolution).

 

Sobre Minacho, el pequeño de seis años

En tanto, de este pequeño guerrero se indicó que sigue fuerte y avanzando. 

Dicen que estuvo nuevamente en una cirugía, pero esta vez fue sencilla, pues concentraron los avances en las lesiones de sus piernas, logrando confirmar que en su pierna derecha terminaron de cerrar las heridas.

"La zona está controlada, limpia y sin bacterias", explican los galenos. 

En tanto, en su pierna izquierda dejaron la esponja que absorbe los líquidos, procedimiento que ayuda a drenar y secar hasta que cierren las heridas y se regenere la zona. 

Con el tiempo,  la fisioterapia y siempre la mano de Dios se obtendrán mejores resultados. 

No dejes de leer