El nuevo centro de donación de sangre de la Caja de Seguro Social, ubicado en el edificio de Niko’s Café en la Vía Ricardo J. Alfaro.
Si no puede donar sangre, apoye la causa a través de redes sociales.
ETIQUETAS:
Por:
Redacción web -
[email protected] | @diaadiapa |
Jueves 09 de abril de 2020 05:30 PM

 

Plan Protégete Panamá

 

En medio de la crisis sanitaria mundial provocada por el nuevo coronavirus, que parece necesitar toda la atención del sistema sanitario, hace falta también quien colabore con el altruista protocolo de donar sangre, que es indispensable para acometer las muchas intervenciones quirúrgicas que requieren transfusiones.

Tampoco ayuda, en esta situación, el confinamiento dictado por las autoridades para frenar el contagio, lo que ha colocado las existencias en los bancos de sangre del país en un estado límite.

Por eso las autoridades gestionarán un salvoconducto a quienes se decidan a donar sangre en cualquiera de los hospitales públicos o privados del país, así como en el nuevo centro de donación de sangre de la Caja de Seguro Social que se habilitó el pasado 23 de marzo en el primer piso del restaurante Niko’s Café de Villa Cáceres, en la Vía Ricardo J. Alfaro, frente a la entrada de la urbanización Condado del Rey, con un horario de 7:00 a.m. a 2:00 p.m.

Con la cita previa, confirmada vía WhatsApp por el 6751-4638, se minimiza la exposición de los voluntarios.

El centro cuenta con dos áreas independientes, una de recepción de donantes, y otra para la extracción.

 

 

 

Lea también: A un mes del primer caso de coronavirus, Panamá tiene 2,752 casos positivos

 

 

 

Al iniciarse el proceso, un médico descartará toda posibilidad de contagio con COVID-19, a través de una breve entrevista y la toma la temperatura corporal a los potenciales donantes.

Si alguno presentara síntoma, sería referido a la línea telefónica169, para ser atendido por el servicio médico asignado. Pero si se pasa ese filtro, se le someterá a la prescrita prueba de sangre (hemograma) para confirmar que registra los valores necesarios para poder donar. 

Solo si está en condiciones para donar, se procede a la extracción.

Con esta iniciativa, se intenta conseguir que quienes puedan hacerlo, se sientan seguros cuando vayan a donar.

Si el sistema no asegura una dotación diaria de sangre en los bancos, disminuirá la reserva hasta el punto crítico en que se pongan en riesgo las intervenciones quirúrgicas.

Aunque ha habido una disminución de los donantes necesarios para cubrir cirugías electivas, el llamado que han hecho las autoridades para abastecer los bancos de sangre ha sido exitoso, recordando que esta es una práctica totalmente voluntaria. 

 

 

 

 

Vea además: Intento de femicidio en Arraiján... Prendió a su expareja

 

 

 

También se facilitan las donaciones en el centro de donación de sangre “Dona Vida”, que abastece los bancos del Instituto Oncológico Nacional, el Hospital del Niño y el Hospital Santo Tomás, ubicado en Vía España, frente a la casa matriz de la Caja de Ahorros, y abierto de 7:00 a.m. a 6:00 p.m.  Para programar su visita, contacte al 6469-0975.

Gabriel Rebollón, presidente de la Fundación Sangre Panamá, ha invitado a toda persona sana, entre 18 y 65 años, con peso superior a 110 libras, a donar sangre con generosidad. Y recordó que con una sola unidad extraída se puede salvar las vidas de tres y hasta cuatro adultos u ocho o nueve bebés. “En momentos de crisis es cuando más solidarios debemos ser”, ha recalcado el Dr. Rebollón, tras apuntar que actualmente no existe evidencia de que el COVID-19 se transmita mediante transfusión de sangre.

Los invitamos hoy más que nunca a que se acerquen a donar sangre voluntariamente a los hospitales, así como a los centros externos. El país nos necesita actuando por el bien común.

Si no puede donar sangre, apoye la causa a través de redes sociales, comunicando esta necesidad del sistema sanitario y hablando del tema con sus hijos, inculcando así el valor de la solidaridad al donar sangre, un acto valioso y que salva vidas. Alguien vive, cuando alguien da.

No dejes de leer