La cuarentena nacional es indefinida de momento, y las autoridades alertaron que estas primeras dos primeras semanas de abril son críticas.
San Miguelito.
El grupo de hombres, vestidos con overoles sinténticos, guantes y otros protectores lanzaban espuma desinfectante en las calles de San Miguelito. Foto: EFE.
ETIQUETAS:
Por:
EFE -
[email protected] | @diaadiapa |
Viernes 03 de abril de 2020 11:00 PM

 

"Como padre de familia me siento con un poco de temor, pero estoy haciendo un trabajo pensado en mi país, en mi familia y en que el coronavirus no se propague", dijo a EFE Franklin Bernal, un panameño de 39 años que este viernes participaba en una jornada de limpieza pública por la emergencia por la COVID-19 en uno de los barrios más populosos del área metropolitana de Panamá. 


Panamá es el país más castigado en Centroamérica por la pandemia de la COVID-19, la enfermedad que causa el nuevo coronavirus SARS-CoV-2: registra ya 41 muertos y 1.673 infectados, y desde el pasado 25 de marzo está bajo una cuarenta nacional que obliga a la gran mayoría de los ciudadanos a permanecer en casa.


Solo sectores esenciales como salud, alimentación, seguridad, banca, comunicaciones y transporte están operando, y el Gobierno ha pedido que en la medida de lo posible se aplique el teletrabajo. 


La cuarentena nacional es indefinida de momento, y las autoridades alertaron que estas primeras dos primeras semanas de abril son críticas para contención de la pandemia, por lo que ha extremado las medidas de distanciamiento social para que la gente permanezca en casa.

Leer también: 1,673 casos positivos de COVID-19 refleja Panamá, van 41 muertos y 72 en UCI

 

"Es un virus que hay que vencer"

Bernal, un trabajador de la Alcaldía de San Miguelito, confesó que "nunca" se imaginó una situación como esta, pero que ya que le toca salir y trabajar "con todas precauciones como ves, aquí estamos: somos hombres de trabajo y estamos dando nuestra milla extra".


El grupo de hombres, vestidos con overoles sinténticos, guantes y otros protectores lanzaban espuma desinfectante en las calles de San Miguelito, en una jornada organizada por alcalde, el exboxeador y exdiputado Héctor Carrasquilla, junto con el Ministerio de Salud, el Ministerio de Desarrollo Agropecuario, diputados y autoridades locales.


Roberto Díaz, otro trabajador del ayuntamiento, comentó a EFE su satisfacción por participar en estos trabajos, porque este "es un virus que hay que vencer".


"Estoy peleando por la vida de mi comunidad, de mi San Miguelito esta es una guerra ¡y pa'lante papá!", expresó Díaz, de 38 años, que pidió a la gente que "tome conciencia" de la situación, se mantenga en casa y siga las recomendaciones sanitarias.


Y esas recomendaciones son algo que, asegura Díaz, cumple a cabalidad tras la jornada laboral: "lo primero que hago es limpiarme yo afuera de la casa, me quito la ropa tengo la manguera lista para echarme mi agua, mi jabón".


"Tengo que entrar limpio a la casa. Hay que pensar en nuestros hijos, en nuestra familia y por estoy en la calle, peleando esta guerra", manifestó.

Leer también: ¡Enhorabuena!, productores en Veraguas logran vender sus cosechas

 


San Miguelito, que es el segundo distrito más poblado de Panamá, se sitúa como el tercero más afectado por la pandemia, con el 11,2 % de los contagios en el país, de acuerdo a las cifras más recientes.


"Esta es una magna limpieza, profunda, que alcanza niveles increíbles de salubridad para que nuestro pueblo tome la conciencia necesaria de quedarse en casa", porque este virus "es invisible y nos golpea por la izquierda, por la derecha, nos da 'uppercut', nos da gancho, nos da recta, nos coloca todos los golpes del mundo" expresó a EFE el regidor recurriendo a la semántica boxística que domina.

No dejes de leer