Los panameños de buen corazón pueden donar su riñon sin miedo
Las mujeres donan más órganos que los hombres. Fotos: Ilustrativa
Las mujeres donan más órganos que los hombres. Fotos: Ilustrativa
ETIQUETAS:
Sábado 10 de marzo de 2018 06:00 AM
Una persona puede vivir sin un riñon toda su vida, ya que cada uno de ellos tiene un millón de nefrona o nefrón, que  es la unidad estructural y funcional básica del riñón, responsable de la purificación de la sangre, así lo aseguró la Dra. María Niedda de Molina, coordinadora nacional del Proyecto de Hemodiálisis de la Caja del Seguro Social esto como forma de impulsar la donación de este órgano en Panamá. 
 

Según informes de la Caja del Seguro Social, el primer trasplante de riñón se realizó en 1990. Las cifras arrojan que desde que se implementó el trasplante de órganos, se han  realizado 714 trasplantes, de ese grupo 249 fueron trasplantes renales de donantes vivos y 465 de donantes fallecidos, pero hay  demanda  de 233 pacientes en lista de espera.
 
Para el año 2017 se  contabilizaron seis trasplantes renales, de los cuales cinco corresponden a donantes fallecidos y uno  de  donante relacionado vivo.
 
Las cifras destacan según la las autoridades de la CSS la creciente demanda de pacientes afectados por estas dolencias y trastornos a la salud y la integridad física de la población, de allí que se hace necesario que la población en general tome conciencia de las consecuencias de la problemática, la escasez de órganos para trasplantar y de la importancia de contar con donantes, un tema que trasciende en la población.
 
 
En este sentido, el doctor Diego C. Reino, cirujano de trasplante y hepatobiliar de Cleveland Clinic Florida, destaca la importancia de fomentar el trasplante de donante vivo. “En el gremio médico existe unanimidad en que la mejor supervivencia de injertos y trasplantes es cuando el riñón procede de un donante vivo. Las razones son múltiples, entre ellas, el hecho de programar una intervención quirúrgica en la que tanto donante como receptor lleguen en una situación óptima, además, garantizar una alta calidad de los riñones trasplantados para beneficiar a receptores de menor edad”.
 
 El presidente de la Asociación Nacional de Pacientes y Familiares con Insuficiencia Renal Crónica (Anpafirc), Alexander Pineda, dijo que falta más donación, inclusive señaló que las mujeres son las que más donan, sobre todo a sus esposos, acción que no es recíproca. 
Donar un riñón no afecta la esperanza de vida del donante y no aumenta el riesgo de problemas renales en el futuro, indica el doctor Reino. El regalo de un riñón puede
mejorar significativamente la salud y el estilo de vida de la persona que lo recibe y puede ser una experiencia muy gratificante para el donante.
No dejes de leer