La reliquia es un pequeño fragmento de una de sus costillas que fue extraída al momento que le realizaron la autopsia luego de su asesinato en 1980.
Monseñor Ulloa recibe la reliquia. Foto: Cortesía
Monseñor Ulloa recibe la reliquia. Foto: Cortesía
ETIQUETAS:
Por:
EFE -
[email protected] | @diaadiapa |
Martes 31 de julio de 2018 03:30 PM

La reliquia del beato Óscar Arnulfo Romero (1917-1980), que será canonizado el próximo 14 de octubre en el Vaticano, llegó hoy a Panamá, país que acogerá en enero próximo la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ), de la que el asesinado monseñor salvadoreño es uno de los patronos.

 

Vea: Denuncian a sujeto por actos libidinosos en colegio chitreano


La reliquia "es un pequeño fragmento de una de sus costillas que fue extraída al momento que le realizaron la autopsia luego de su asesinato en 1980" cuando oficiaba una misa, explicó la Arquidiócesis de Panamá.


Esta reliquia "de primer grado" llegó a Panamá en un cuadro de monseñor Romero, que fue recibido este martes 31 de julio por el arzobispo de Panamá, José Domingo Ulloa.


Ulloa señaló que la reliquia será ubicada en la Catedral Metropolitana para la visita del papa Francisco en enero próximo, en ocasión de la JMJ.


Romero, "la voz de los sin voz" o "San Romero de América", como también se le conoce, será canonizado el próximo 14 de octubre en el Vaticano por el papa Francisco, durante el Sínodo de Obispos.


El monseñor es recordado por sus homilías, en las que denunciaba los atropellos contra las personas más pobres de El Salvador por parte de las fuerzas estatales cuando el país se encontraba a las puertas de una guerra civil (1980-1992).


Nacido en Ciudad Barrios, al este El Salvador, el 15 de agosto de 1917, fue asesinado el 24 de marzo de 1980 por un "escuadrón de la muerte" del Ejército, mientras oficiaba misa en la capilla del Hospital la Divina Providencia, donde se aplicaban cuidados paliativos a enfermos de cáncer.

 

También: Avicultores protestarán el 2 de agosto en el parque Feuillet de La Chorrera


Romero es uno de los patronos de la JMJ que se celebrará en Panamá entre el 22 y el 27 de enero de 2019 con la presencia del papa Francisco, según confirmó el Vaticano el pasado 9 de julio.


El pasado febrero el comité organizador panameño puso en marcha oficialmente el proceso de inscripciones y se espera que lleguen al país unas 600.000 personas.


El presidente panameño, Juan Carlos Varela, ha sostenido que la JMJ de Panamá será en realidad de toda Centroamérica, una región que fue visitada por última vez por un papa, Juan Pablo II, en 1982.

No dejes de leer