Actualmente, Buendía cursa estudios de Bachiller en Comercio en el Colegio Monseñor Francisco Beckmann.
ETIQUETAS:
Por:
Didier Hernán Gil -
[email protected] | @periodistagil |
Lunes 20 de julio de 2020 12:00 AM

 

Hace dos años y medio, Alex Buendía empezó a confeccionar pequeñas réplicas de buses.

Quienes saben de su arte lo conocen como "Musashi". Cada una de sus piezas cuestan unos $40, pero ya tuvo la experiencia de vender uno de estos buses en $120.

 

 

Lea también: 'Coco' Carrasquilla y el FC Cartagena ascienden a la Segunda División de España

 

 

¿Por qué réplicas? A su criterio, es un simple pasatiempo. "Es una sensación muy hermosa este arte, que sea algo autóctono de tu país; eso a mi me llena de alegría hacerlo".

Actualmente, Buendía cursa estudios de Bachiller en Comercio en el Colegio Monseñor Francisco Beckmann. No obstante, su idea es graduarse de diseño automotriz.

 

 

Este joven narró que desde que tiene uso de razón le fascinan los buses. Veía como muchas personas hacían réplicas de estos, pero comprar uno escapaba de su realidad por la situación económica.

 

 

Entérate: Panameño Héctor Cención está aislado por dar positivo a COVID-19

 

 

Un buen día se animó y se dijo que si otros podían confeccionarlos, él también. Y así empezó con cartones de jugo y leche.

"Se veían feito, pero me gustó. Me dejé llevar y pasaron las semanas, meses... Así fui descubriendo que hacerlos con medidas era más fácil y tenían más parecido", destacó. Hoy día trabaja sus piezas con cartoncillo, un material fuerte y económico.

 

 

Chequea esto: Yemil, puro 'love' pa' Tatiana

 

 

 


$40

Es lo que le puede costar una réplica de caulquier bus que solicite el interesado.

 

$120

Es lo más que ha cobrado por una de sus réplicas.

"Bueno, mayormente uso cartoncillo, porque es un material muy fuerte y barato. La mayoría de las réplicas que son pedidas, las personas me dicen qué quiere y yo por mi parte busco fotos en Instagram y en Facebook de páginas de buses o diablo rojos y me voy guiando", narró a día a día.

Los diablos rojos destacan cosas positivas de Panamá

Al preguntarle, qué pensaba de la desaparición de los diablos rojos en la ciudad capital, esta fue su respuesta.

“Yo siento que es algo un poco triste, porque los diablos rojos, aparte de ser un transporte público simbolizan las cosas lindas de Panamá. Internacionalmente, bien o mal,  es como una simbolo para nuestra patria y a la vez es algo que se sabía que iba a suceder, por los avances en las industrias automotricez. Cada año salen cosas mejores y es entendible que el sector transporte en Panamáa no se va a quedar atrás”.


Este medio pudo conocer que en vista de que todo se promueve  por las redes sociales, esta es su canal de darse a conocer y captar clientes. Además le funciona para observar otros modelos. Y él lo ajusta y le pone su sello personal.

No dejes de leer