El Organismo Investigación Judicial de Costa Rica (OIJ), confirmó la detención de los dos ciudadanos ticos.
Fueron devueltos a su país de origen a rendir cuentas por sus actos. Foto: Mayra Madrid
Fueron devueltos a su país de origen a rendir cuentas por sus actos. Foto: Mayra Madrid
ETIQUETAS:
Por:
Mayra Madrid -
[email protected] | @diaadiapa |
Lunes 08 de abril de 2019 02:15 PM

Las autoridades del Batallón Occidental del Servicio Nacional de Fronteras (Senafronnt), en la provincia de Chiriquí, dieron con la retención de dos sujetos de nacionalidad costarricense, quienes portaban brazaletes electrónicos, ya que mantenían beneficio carcelario dentro de su país.

La detención de ambos sujetos se dio de forma separada durante este fin de semana cuando el Senafront ubicó a las dos personas en la frontera de Paso Canoas del lado panameño, quienes mantenían brazaletes electrónicos, quedando inmediatamente a órdenes de las autoridades de Migración. 

 
Lea también: Le hurtan tablero a billetera, pero ella decidió no interponer la denuncia

 

El Organismo Investigación Judicial de Costa Rica (OIJ), confirmó la detención de los dos ciudadanos ticos, quienes ya se encuentran en su país para enfrentar las autoridades.  

La Dirección General de Migración y Extranjería comunicó que uno de los sujetos retenidos fue identificado con los apellidos Ortega Herrera, de 25 años, quien mantenía una tobillera de seguridad en la pierna izquierda cuando estaba a punto de ingresar a Panamá. 

 

Entérate: Pese a protesta de familiares, trasladan a reos de la cárcel de La Chorrera

 

Este sujeto cumple un proceso judicial por los delitos de robo agravado, hurto y agresión con arma de fuego, causa tramitada en la Fiscalía del sector de  Pérez Zeledón en Costa Rica.

Mientras que el otro sujeto aprehendido, a través de las investigaciones, se pudo conocer que mantenía un proceso judicial en la Fiscalía Municipal de Corredores de Costa Rica, por el delito de agresión y violencia doméstica con arma blanca, por lo que mantiene medida cautelar de casa por cárcel.

 

No dejes de leer