Unos mil nicaragüenses pudieron viajar hacia su país en grupos de máximo 100 personas, según dictaminó el Gobierno de Nicaragua.
Nicaragua.
Desde hace más de una semana, Nicaragua está exigiendo a sus ciudadanos demostrar que está libres de la COVID-19. Foto: Cortesía.
ETIQUETAS:
Por:
EFE -
[email protected] | @diaadiapa |
Martes 04 de agosto de 2020 06:15 PM

 

Con la salida de los últimos 53 ciudadanos nicaragüenses de Panamá este martes, culminaron los viajes humanitarios coordinados entre este país, Costa Rica y Nicaragua para retornar a sus ciudadanos, que se habían quedado sin medios de vida en suelo panameño a causa de la pandemia.


El duodécimo y último grupo de ciudadanos nicaragüenses partió esta mañana de Paso Canoas, provincia de Chiriquí, limítrofe con Costa Rica, rumbo a su país, finalizando así los viajes humanitarios que empezaron el pasado 3 de julio, informó el Servicio Nacional de Migración panameño.


Así, unos mil nicaragüenses pudieron viajar hacia su país en grupos de máximo 100 personas, según dictaminó el Gobierno de Nicaragua, una norma que extendió por un mes el proceso de la salida, que se desarrolló bajo los protocolos de bioseguridad de la COVID-19.

Leer también: Empresas coclesanas esperan aprobación de protocolos sanitarios
 
Fronteras cerradas


El pasado 1 de julio, una caravana de autobuses con más de mil nicaragüenses no pudo salir desde Ciudad de Panamá a falta de las coordinaciones necesarias para el ingreso a Nicaragua.


Ante ello, las autoridades de migración panameñas trasladaron a los migrantes a dos albergues cercanos a la frontera con Costa Rica, donde esperaron la autorización de ingreso a su país.


En el primer viaje partieron 83, segundo, 78; tercer, 89; cuarto, 90; quinto, 88; sexto, 76; séptimo, 91; octavo, 87; noveno, 103; décimo, 97; undécimo, 98, y el último, 53, de acuerdo con las cifras oficiales.


Desde hace más de una semana, Nicaragua está exigiendo a sus ciudadanos demostrar que está libres de la COVID-19 para ingresar, lo que provocó que unos 400 nicaragüenses que vivían en su vecina Costa Rica quedasen varados en la frontera, a la intemperie.


Las fronteras centroamericanas están cerradas, en su mayoría desde marzo pasado, como parte de las medidas para frenar la pandemia del nuevo coronavirus SARS-CoV-2.

Leer también. Verifican el cumplimiento de la cuarentena domiciliaria en Arraiján
No dejes de leer