A toda hora siempre hay personas caminando por los predios del hospital.   Fotos: Roberto Barrios
A toda hora siempre hay personas caminando por los predios del hospital. Fotos: Roberto Barrios
ETIQUETAS:
Jueves 04 de enero de 2018 12:00 AM

De día o de noche el movimiento en los predios del Hospital Santo Tomás HST, ubicado en el corregimiento de Calidonia, avenida Balboa y calle 37, es constante.

En este lugar se mezclan muchos sentimientos que se reflejan en los rostros de los que allí se encuentran.

En las bancas, afuera del hospital, unos se lamentan por la enfermedad de un ser querido; otros, por su recuperación, mientras que al frente del nosocomio la situación es otra, ya que durante los días miércoles y domingo la disputa por comprar chances y billetes de la lotería se hace visible, ya que son pocos los vendedores que allí ofrecen el producto y todos quieren comprar.

A pocos metros están las farmacias, un negocio redondo, ya que todo el que sale con una receta del hospital queda en las ventanillas de estos lugares, dejando casi todo lo que cargan en su bolsillo.

Vendiendo algunos productos de comer, de forma ambulante, hay otro grupo de personas. Gladys Rodríguez aseguró que es un buen área para vender, pero de noche es algo peligrosa.

La falta de estacionamiento es un buen negocio para los "bien cuidados", que no han desaparecido del lugar, eso, además de una calle dañada por el tiempo y una piscina de aguas negras que cada vez que llueve inunda las vías.

Con los años el lugar sigue siendo popular y muy concurrido por los panameños, y eso ha sido aprovechado por los comerciantes.


Las ventas suben y bajan, aunque hay mucha competencia, los restaurantes de chinos y en el área del Metro aumentaron, así que hay que atraer al público de diversas formas.

Durante el día llegan muchos orates que riegan la basura y molestan a los visitantes, pero son difíciles de controlar.
No dejes de leer