Antes de Navidad se conoció que el "instagramer" estaba delicado de salud, que tuvo que ser inducido a un coma para poder intubarlo.
Mariván
Mariván
ETIQUETAS:
Por:
[email protected] - @valeriestoute |
Jueves 14 de enero de 2021 12:00 AM

Dicen que la fe mueve montañas, y esto lo ha comprobado la esposa y el resto de la familia del "instagramer" panameño Mariván, quien está postrado en una cama a causa del COVID-19.

Lee la edición impresa

Antes de Navidad se conoció que el "instagramer" estaba delicado de salud, que tuvo que ser inducido a un coma para poder intubarlo, ya que uno de sus pulmones le estaba fallando, y así proporcionarle respiración por medio de una máquina.

Su amigo Jean Paul Martínez, también "instagramer", quien también estuvo malo a causa del COVID-19, no paró de orar por él y crear conciencia con el tema del "poco importa" de los jóvenes hacia este virus mortal. Jean Paul se recuperó, pero Mariván seguía sin despertarse ni pararse de aquella cama en el Hospital Santo Tomás.

Hace unas semanas, una fuente de entero crédito, nos comentó que Mariván estaba evolucionando a los tratamientos que le estaban suministrando los galenos y que Dios estaba escuchando las oraciones de todos.

Les cuento que hace unos dos o tres días este "instagramer" abrió los ojos y su esposa pudo verlo, así nos comentó la exmodelo y ahora pastora Anaís Solís, quien junto a su esposo, han estado siguiendo el caso espiritualmente, han estado orando por Mariván y por todos los que padecen el virus que se encuentran en una situación similar. "Con ella he hablado Anyuri, hemos tratado el caso en la parte espiritual más que todo, incluso estuvimos por allá por el Santo Tomás orando el último día del año 2020. Tengo entendido que abrió los ojos hace unos dos o tres días. No solamente oramos por Mariván, sino por los que están en este proceso. Nosotros como pastores y amigos de la fe estamos para levantar los brazos. Yo creo fielmente en la oración", destacó Solís.

Emoción

Jean Paul subió a sus historias de Instagram unos mensajes que le mandaba su amigo Mariván. Preguntó por él y cómo seguía con el tema del COVID-19. Le mandó muchos saludos y le dijo que lo quería mucho. ¡Qué belleza!

Jean Paul y los amigos de Mariván siguen esperando que se levante de esa cama del Santo Tomás para poder trabajar unidos en diversos proyectos.



Mariván y su amigo Jean Paul fueron contagiados de COVID-19, pero ya Jean Paul venció en casa al temido virus.

No dejes de leer