La estrella ha padecido trastornos alimenticios como Bulimia.
Canceló su concierto en Panamá. Fotos: Instagram
Canceló su concierto en Panamá. Fotos: Instagram
ETIQUETAS:
Sábado 16 de junio de 2018 08:00 AM

  Demi Lovato confesó que sigue recibiendo críticas por su cuerpo desde que dejó de hacer dieta.  ¡Sorry, not sorry!

 

Bus life

Una publicación compartida de Demi Lovato (@ddlovato) el

Trastorno alimenticio

Hace unos meses Demi Lovato tomó una decisión radical: dejar de torturarse haciendo dieta. Después de padecer bulimia y quedarse en los huesos, la cantante ha aprendido a aceptarse tal y como es y a querer el cuerpo curvilíneo que tiene.

Lea: Usher, un cantante fiel al boxeo gracias a 'Hands of Stone'


Sin embargo, hay muchas personas que siguen atacándola por su físico, tal y como Demi acaba de confesar en una entrevista a People: “Hay algunas personas que se meten conmigo por mi cuerpo y a veces es difícil pero me digo a mí misma: ‘¿Soy feliz?’ Y eso es lo más importante. Y quiero que mis fans también sean felices”.

De hecho, sus fans han sido una de las razones por las que Demi Lovato quiso hacer pública su decisión de dejar de controlar lo que comía: “Para mí era importante compartirlo con mis seguidores porque hay tanta gente en el mundo que se siente presionada por la sociedad y la cultura de la dieta, y siento que alguien tiene que hablar claro y decir que no tenemos que forzarnos a nosotros mismos a perder peso, o a vernos de cierta manera”.

Le vale el mundo


Recuperarse de sus desordenes alimenticias ha sido algo muy complicado para la artista pero ella afirma que se siente mucho más libre desde que come lo que le apetece sin presión. “Estuve siguiendo una dieta muy estricta y restrictiva durante muchos años y sentía que no tenía mucha libertad con la comida. Eso me provocaba cometer excesos en cualquier momento que tuviese la oportunidad, y sentía que ese no era un comportamiento sano”, explica la artista.

Mire: ¡Miraaa! 'El Tachi' desmiente a las autoridades y a los periodistas

“Simplemente pensé para mí misma: ‘¿Qué estoy haciendo?’ Prefiero vivir en libertar de cualquier comportamiento o pensamientos asociados a un desorden alimenticio, así que decidí dejarme disfrutar de ciertas cosas sin el sentimiento de culpa o vergüenza”, sentenció Demi.

No dejes de leer