Dori: "El ser humano está atrapado en la percepción mental del ego (limitaciones) y cuando alguien te incomoda ese sueño, atacas".
Adriana y Dori.
Adriana y Dori.
ETIQUETAS:
Por:
Fama -
[email protected] | @diaadiapa |
Miércoles 12 de junio de 2019 07:00 PM

Aparece la “serpiente venenosa” Adriana De La Guardia y le tira a la entrenadora, Dori Eleta.


Todo empezó luego de que Dori publicó una imagen en la playa en la que se ve hermosa. Mucha gente alabó su imagen, aunque algunos la vieron muy delgada. Uno de esos fue @fchainin quien le escribió: “Ya no adelgaces más”, a lo que ella le respondió: “@fchainin no 'toy haciendo dieta ni ejercicio, lo que pasó es que tuve una liberación emocional y el peso retenido se liberó”.  

 

Al parecer ese comentario le causó gracia a Adriana y lanzó su intriga, pues escribió: “¡Ah ya!, esto me hizo el día”.

Leer también: Miss Universo 2005 llega a suelo panameño, escogerá a la nueva Srta. Panamá
Empieza el tira y jala

Todo lo acontecido @diaadiapa lo replicó y comenzó el tira y jala por ambas apartes después de que la seguidora @thainys_trejos_  escribiera: “Yo amo a @adrianadelaguardia6 y su veneno, pero no sé por qué todo el mundo se mete con @doribbl si ella no se mete con nadie, al contrario cuando preguntan por esta clase de cosas ella responde con azúcar, flores y muchos colores”.

 

Adriana al leer eso le respondió: “@thainys_trejos_ mi reina no me metí con ella es que simplemente me hizo el día su comentario porque quiero el body kit como ella, pero ya vi que no es con ejercicio ni dieta que boba yo. Ya lo anoté”. 

 

Dori no se quedó con nada adentro y le escribió a la internauta: “@thainys_trejos_ cuando uno está dormido en la oscuridad y le prenden la luz de un tirón ¿qué pasa? 
Te cabreas, te emputas. El ser humano está atrapado en la percepción mental del ego (limitaciones) y cuando alguien te incomoda ese sueño, atacas.
Cuando alguien crece y tú no lo estás haciendo te sientas a tirarles piedras para ver si se cae y así te sientes mejor contigo mismo.
La gente no me soporta porque rompo paradigmas, porque crezco.
La gente no me soporta porque cree desde su mente limitada que nadie cambia y aún me juzgan por mi pasado (ese juicio solo refleja lo que cargan por dentro, sus propias limitaciones y prejuicios)
La gente feliz y exitosa no se mete a ver perfiles de gente que ni sigue a ver que han comentado pa' ver cómo los destruyen, eso se llama envidia y falta de oficio.
Pero igual sigo creyendo en la humanidad y que el amor es más fuerte que la oscuridad y el ego, por eso trabajo al servicio de ese propósito, despertar el amor”.

 

La "serpiente" pide más amor 

Adriana no dudó en responderle: “@doribbl +amor - odio gracias mil por hacerme el día.   #vibraspositivas liberaré mis emociones”.

 

Dorita no se quedó así, y le dio otro pa' tras a Adriana. “@adrianadelaguardia6 hay gente que sus cargas emocionales no se reflejan en sobre peso, hay gente que sus cargas emocionales se reflejan en enfermedad física como cáncer, hipotiroidismo o diabetes, hay gente que sus cargas emocionales se reflejan en carencia económica, relaciones tóxicas... todos cargamos algo, pero solo cuando tocamos fondo o cuando llegamos a la cima del éxito y nos damos cuenta que ni tener el mejor culo o carro, fama o dinero nos dará felicidad, ahí decidimos mirar adentro, porque tenemos todo y sentimos que no tenemos nada... así funciona el proceso, algún día lo comprenderás, a algunos nos toca antes a otros después, pero a todos nos toca. Yo estudié los egos por muchos años, el #7 le gusta hacer de payaso y hacer reír a la gente para así evadir su propio trabajo interior. Si algún día quieres mirar adentro, incondicionalmente te acompaño... un abrazo”.

Leer también: ¡Se prenderá! Sech romperá el escenario de los Premios Juventud

Adriana volvió y comentó: “Xuxi es que yo no me sabíaaa esa oyeee me entero hoy. Voy a liberar mis emociones, pero quiero el cuerpo así igualito al de ella, sino demando  @diaadiapa yo matándome en el 'gym' y comiendo sano, no joda he perdido mi tiempo. Bay!”.

No dejes de leer