La que rompió protocolo de vestimenta fue la diputada Pepita Ayarza. Muchos internautas la defienden y destacan que hizo honor a sus costumbres.
Vestido.
Margarita Henríquez, Carolina Demetiev y Karen Peralta. Fotos: Redes sociales.
ETIQUETAS:
Por:
Fama -
[email protected] | @diaadiapa |
Lunes 01 de julio de 2019 06:00 PM

"Vestidos cortos" las damas y "vestidos de calle oscuro" para los hombres, eran las recomendaciones para los eventos de la toma de posesión del nuevo presidente de la República, Nito Cortizo. Mientras que los diputados, como es tradición, deberían lucir de blanco.


Aquí les tenemos un recuento de los vestuarios que usaron varias caras del “chollywood” y algunas diputadas.  

Leer también: Confunden a Gaby Garrido con el nuevo vicepresidente, Gaby Carrizo

En la Asamblea Nacional de Panamá la que llamó la atención fue la diputada del PRD, Petita Ayarza del circuito 10-1. Ayarza lució su tradicional vestido guna con blusa blanca y molas. Eso cautivó a cientos de internautas, algunos opinaron lo orgullosos que estaban de ella. "Orgullosa de ella que no se olvidó de donde viene... esperemos que no se le olvide”. Ahora, pocos han cuestionado su vestimenta, ya que el protocolo exige el blanco. 

Otra que gustó fue Génesis Arjona. La sobriedad y elegancia fue su toque. 

Mientras que en Atlapa, en donde se hizo la toma de posesión, una que se robó las miradas fue Carolina Dementiev. El vestido de la deportista les fascinó a algunos y otros opinaron que tenía una forma rara en las caderas. 

En ese mismo lugar estuvo Margarita Henríquez con un vestido negro. Seguidores de @diaadiapa opinaron que no fue su mejor opción, por el color y lo corto que era.  

Sandra Sandoval, la exprimera dama, Vivian Fernández de Torrijos y  Ana Karina Ábrego estuvieron también en ese evento. 

La primera dama, Yazmín Colón de Cortizo se reivindicó luego de que en anteriores salidas no acertó. En esta ocasión ha recibido excelentes comentarios en redes sociales. 

 

Aquí algunas caras populares de Panamá en la toma de posesión.

No dejes de leer