La idea de casarse en la Iglesia de La Merced fue del novio. "Es historia y la eligió el novio", dijo ella.
Irene y su Ken Javier. Foto: Instagram
Irene y su Ken Javier. Foto: Instagram
ETIQUETAS:
Por:
[email protected] - @valeriestoute |
Martes 07 de enero de 2020 12:00 AM

La boda religiosa de Irene Núñez y su Ken, Javier Gadpaille, fue todo un éxito. En las redes sociales la gente no hablaba de lo bien que la pasaron los novios en su boda, ya que la ex-"miss" derrochaba felicidad. ¡Sí que se veía contenta!

Al preguntarle a Irene cómo le había terminado de ir nos comentó que tan bien que aún le duelen las piernas. ¿Y eso? Es que caminaron hacia el American Trade Hotel tras la boda para el festejo. Ella bailaba hasta más no poder al son de los congos de Colón.

Nos comentó que la idea de llevar congos a su boda fue de ella, porque representa una mezcla de culturas. "Es que no quería pollera y quería bailar", explicó.

La idea de casarse en la Iglesia de La Merced fue del novio. "Es historia y la eligió el novio", dijo ella. Le encanta a Javier porque tiene un estilo antiguo y también queda justo al lado del hotel.

¿Nervios?

¿Quién dijo nervios? Bueno, ella al principio tenía nervios, específicamente cuando la estaban maquillando, pero luego se le quitaron. ¡Miren pues!

Mire: JLo da a entender en los Globos de Oro que se casó con Alex Rodríguez

Contó Irene que la idea de hacer su boda divertida fue para no acercarse a las comunes. Además, le dio las gracias a sus seguidores - que han sido una belleza - por los diversos mensajes hermosos que les han mandado.

Lo mejor de la boda es que ambos - tanto Irene como Javier Gadpaille- se olvidaron por un tiempo del estrés de sus celulares para disfrutar al máximo de este gran día que quedará en sus memorias.

La novia Irene Núñez durmió la noche antes de su boda en el Hotel Central, pero luego se trasladó hasta el American Trade Hotel para arreglarse para su boda religiosa. La fiesta se realizó en el American Trade Hotel. Irene destacó que eligió un vestido muy cómodo, que compró meses antes.

El novio y sus caballeros viajaron en scooter desde El Hotel Central hasta la Iglesia de La Merced. ¡Humm!

No se pierda: Panamá, una película ecuatoriana que habla de grietas sociales que perduran
No dejes de leer