Todo el problema es que ella aún no ha presentado a su pequeña Lyann Victoria en redes sociales.
Kathy Phillips
Kathy Phillips
ETIQUETAS:
Por:
[email protected] - @SeleneRicord |
Jueves 09 de mayo de 2019 12:00 AM

Basta ya. Todo tiene su límite y Kathy Phillips llegó al de ella. La locutora no se quedó callada y repartió palo a todos esos que la taguean y la insultan cada vez que nace un bebé.

Lee también: Madonna habló de las acusaciones de abuso sexual contra Michael Jackson

Como ustedes saben, esto viene desde hace rato, y todo el problema es que ella aún no ha presentado a su pequeña Lyann Victoria en redes sociales. Todo apunta a que eso le arde a muchos.

Mira también: Elisama se hartó y les aclara a los 'haters' que es 100% natural

La vez pasada le dijeron de todo, hasta payasa tras el nacimiento del hijo del cantante Chyno Miranda, pues él lo mostró al mundo recién nacido; ahora es por Archie Harrison, el "bebé real" de Meghan Markle y el príncipe Harry.

La pareja real mostró ayer a su primogénito y la que pagó el pato fue Kathy. Empezaron con la misma cantaleta. Ella no se quedó callada y nuevamente explicó que su hija es prematura, que nadie sabe por lo que ha pasado durante estos meses y que "las cosas no siempre salen como la gente quiere".

Su amiga y excompañera Ingrid De Ycaza le comentó en Instagram que no viva dando explicaciones porque los que la quieren no se las piden ni la necesitan, a lo que Kathy respondió: "sabes lo paciente que soy... pero todo tiene un límite, aparte de que me agarraron de atrás pa'lante".

Aparentemente, Suelta el Wichi es como un karma para la empresaria, los "hater" le dicen que porque trabajó allí tiene que aguantar, y que además fue bien "maléfica" durante el programa. ¡OMG!

 

Jamás insultó a nadie

Kathy tampoco se iba a quedar con esa: "mira que no, nunca tuve ni tengo problemas con nadie por mis opiniones en SEW... jamás insulté a nadie; la gente siempre hablará y tendrá que opinar, porque no les gusta, pero les entretiene y pues yo decido qué tolerar y qué no... insultos no tengo porque aguantarlos y menos que se metan con mi hija, por mí que me digan ridícula todo lo que quieran, al final nadie vive mi vida". ¡Así es!

No dejes de leer