Waight Keller contó hoy que fue a principios de enero cuando la exactriz la escogió para diseñar su vestido.
Clare Waight Keller.
Clare Waight Keller, directora creativa de la marca francesa Givenchy. Foto: AP.
ETIQUETAS:
Por:
EFE -
[email protected] | @diaadiapa |
Domingo 20 de mayo de 2018 02:00 PM
 
La diseñadora británica Clare Waight Keller, la elegida por Meghan Markle para diseñar su vestido de boda con el príncipe Enrique, reconoció hoy el "orgullo" que siente por haber sido la escogida por la estadounidense para participar en "un momento histórico". 
 
Waight Keller contó hoy que fue a principios de enero, poco más de un mes después de que la pareja anunciará su compromiso matrimonial el 27 de noviembre de 2017, cuando la exactriz la escogió para diseñar su vestido. 
 
Leer también: Diego se une a la lucha de Piky y le exige a las autoridades hacer su trabajo
 
Príncipe le dio la gracias por la creación 
"Fue un momento extraordinario cuando me lo contó", confesó la directora creativa de la marca francesa Givenchy, que aseguró que el proceso de creación del traje fue "colaborativo" con la novia.
 
"Creo que había visto mucho de mi trabajo y sabía lo que hacia", opinó la diseñadora, natural de Birmingham (Inglaterra), al tiempo que señaló que a Meghan le "encantó" el hecho de que fuera británica.
 
Además, la modista relató como, tras la ceremonia, el príncipe Enrique se le acercó y le dio las gracias por su creación.
 
Lució dos vestidos
"Dios mío, gracias, se ve absolutamente maravillosa", aseguró Waight Keller que le dijo el hermano del duque de Cambridge.
 
La esposa del hijo menor del heredero al trono británico lució un vestido regio de color blanco inmaculado con cuello de barco, adornó su cabeza con una tiara prestada por la reina Isabel II y un velo de cinco metros de longitud para su boda en la capilla de San Jorge, en el castillo de Windsor.
 
Leer también: Romelito está soltero y niega romance con Nicole Pinto
 
La exactriz decidió cambiarse de traje para la segunda recepción que sucedió a la ceremonia religiosa, en la que la pareja reunió a 200 familiares y amigos íntimos en la Frogmore House. 
 
El segundo vestido de la jornada lo firmó otra diseñadora británica, la afamada Stella McCartney. 
 
No dejes de leer