Sheldry Sáez emuló "La mujer empollerada", una leyenda de la profesora Dora Pérez Zárate, y los internautas la atacaron, la tildaron de irrespetuosa.
Mujer empollerada.
Sheldry y portada del libro. Foto: @sheldrysaez
ETIQUETAS:
Por:
Fama -
[email protected] | @diaadiapa |
Jueves 29 de octubre de 2020 03:15 PM

 

Nuevamente la leyenda de “La mujer empollerada” de la profesora Dora Pérez de Zárate está en el tapete de los debates del día. 

 

En el 2015 Roseta Bordanea emuló a "La mujer empollerada” en un programa de televisión y recibió ataques de parte de los internautas. En ese entonces folcloristas aclararon que es un cuento. 

 

Ahora sucede lo mismo con la ex miss Panamá, Sheldry Sáez, quien posteó en su cuenta de instagram varias fotos de este personaje 100% panameño. El desconocimiento del tema ha provocado que internautas pidan que la sancionen por supuestamente irrespetar la pollera panameña. Otros alegan que es una falta de respeto mezclar la pollera con el tema de “Halloween” o con  "La Catrina" mexicana.  

Leer también: La 'Panarusa' dicta clases de ruso en la playa; vende flotadores y pescado

 

De que trata la leyenda

Ante tanta ignorancia y críticas, Sheldry publicó de lo que trata "La mujer empollerada". 

“Dice la historia que una mujer empollerada, muy hermosa, se le aparece de noche en los caminos a los hombres imprudentes que vienen tarde de los bailes y fiestas del pueblo. 

Cuando un campesino borracho se la topa, ella pide que la lleven en su caballo y el ingenuo la monta y se la lleva pensando que es su noche de suerte, pero es la sorpresa del borracho que la bella mujer se transforma en un horrible esqueleto empollerado que hace desaparecer a sus víctimas.
Y si tiene la suerte de escapar de ella, de seguro que jamás saldrá tarde de un baile, o peor aún, jamás volverá ni siquiera a ir a uno”.  ¿Entendieron?

 

“La mujer empollerada” es la portada del libro “La saga panameña: un tema inquientante” de la profesora Dora Pérez de Zárate. 

Leer también: La Tigresa del Oriente pide ayuda, no sabe de qué vivirá; debe agua, luz, todo
No dejes de leer