Portar una corona va más allá de viajar a representar a Panamá. Para Carolina es sinónimo de disciplina y confianza.
ETIQUETAS:
Por:
Lucas Navarro -
[email protected] | @DiaaDiaPa |
Martes 11 de febrero de 2020 12:00 AM

Perseverante, disciplinada y un ejemplo a seguir, así define Carolina Stokely Castillo a una reina de belleza. Coronada el pasado 1 de noviembre de 2019 como Señorita Panamá Oeste 2020, la chorrerana confesó que su interés por los concursos de belleza surgió hace años por querer ser "una voz y un ejemplo" para las mujeres de su provincia, su país y el universo, ya que "esa debe ser siempre la función de una 'miss'".

Lee también: Transmisión de los Oscar alcanzó su punto más bajo en la historia

Carolina es la encargada de representar a la décima provincia en el Señorita Panamá este año y compartió que tomó la decisión de participar en el casting regional y no el nacional porque nació y creció en La Chorrera por 12 años. "¡Qué mejor manera hay de concursar en el certamen de belleza más importante del país que representando a tu querida provincia!", confesó.

Mira también: Charlize Theron lució un collar de 5 millones de dólares en los Óscar

Su misión como "miss"

Portar una corona va más allá de viajar a representar a Panamá. Para Carolina es sinónimo de disciplina y confianza en lo que se hace, pero, sobre todo, una oportunidad para trabajar en pro de la comunidad y demostrar al mundo lo grandes y fuertes que son las mujeres. De ganar la corona como Señorita Panamá, le gustaría mostrarle al mundo que una reina de belleza es más que una corona o un bello rostro. "Deseo abogar por aquellas mujeres que temen alzar su voz en contra de cualquier maltrato. Busco promover la igualdad económica y luchar por erradicar lo más posible la pobreza extrema; especialmente, me gustaría dejar una importante huella en la vida de cada persona que pueda apoyar en mi camino", manifestó.

Carolina reconoció que hoy en día ya no existe la figura de la "miss perfecta", sino que se busca a una chica que, además de tener belleza física, tenga intelecto y ganas de cambiar a la sociedad. "Para mí una mujer realmente bella es aquella inteligente, empoderada y accesible a todas las personas que la siguen en el proceso". La reina además cree que los concursos de belleza contribuyen a formar la confianza y seguridad en una mujer. "Elevan el autoestima, y sobre todo ayudan a demostrar la verdadera importancia de ser 'miss'", aseguró.

Un camino lleno de cambios y superación

A los 12, Carolina emigró a Estado Unidos junto a su padre. "Todavía recuerdo ese momento como si fuese ayer. Las emociones que sentí; el tormento de saber que no vería a mis abuelos quienes me criaron, a mi madre e hermanos. Fue un cambio que no le deseo a nadie, al menos como yo lo viví", subrayó. En aquel momento, detalló, que no hablaba inglés, tampoco conocía bien a su padre ni a nadie en ese país.

"Recuerdo que me deprimí. Solamente conversaba con mi mamá una vez al mes por diez minutos, ya que las llamadas internacionales eran muy costosas. A los 12 años tuve muchos pensamientos oscuros, ideas que ninguna niña de esa edad debería tener, pero poco a poco todo fue cambiando. Aprendí inglés, conocí a más niños con una historia similar a la mía y, aunque obviamente habían momentos difíciles, aprendí cómo manejarlos de una manera positiva", compartió la Señorita Panamá Oeste.

A pesar de vivir un momento complejo a temprana edad con el cambio de país, la experiencia le enseñó a ser una persona madura a temprana edad. Esto, según la miss, le ayudará en su camino a la corona del Señorita Panamá. "Uno tiene que ser fuerte mentalmente y es algo que tengo de mi lado. Por mucho tiempo tuve que ser el motor de mi propia motivación, y hoy en día aplico esa idea al certamen".

¿Quién es Carolina?

Optimista, fuerte y segura, así se define la reina. "Tuve que aprender a ser fuerte y optimista desde pequeña. Encontré muchas personas que son vacías por dentro y solo quieren perjudicarte. Además, soy segura porque trabajé para ser esta Carolina de hoy en día por mucho tiempo, y no fue algo fácil", dijo.

La reina de belleza también compartió que siente pasión por ayudar a los demás, y eso la llevó a obtener un técnico de Asistente en Enfermería. "La medicina siempre me llamó la atención. Es un trabajo en el que tienes que dar quien eres como persona; es un trabajo por el que debes estar apasionado, cuidar, sacrificar tu tiempo y energía por el bienestar de otros. Puede ser el sentimiento más gratificante del mundo", confesó.

Pero la medicina no es su única pasión. La Señorita Panamá Oeste también reveló que le gustaría tener su propia línea de vestidos de baños, continuar modelando y terminar formalmente la carrera de enfermería.

Carolina, quien buscará la máxima corona del Señorita Panamá el próximo 16 de mayo, compartió que lo más importante para ella en la vida es la felicidad. "Para mí eso es ser exitoso en esta vida. Puedes ser la persona más rica, pero si tu alma y corazón están vacíos de nada vale ese dinero". Además, confesó que su filosofía de vida es que "todo sacrificio tiene su recompensa, siempre y cuando se trabaje duro por ello".

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

No dejes de leer