El eliminado de la noche fue el representante de Panamá, Alexander Cáceres. El colonense se salvó por los internautas.
Veraguas.
Hidadi se llevó el título de "Campeón del primer baile". Fotos: Josué Arosemena.
ETIQUETAS:
Por: Fama
[email protected] | @diaadiapa
Viernes 10 de agosto de 2018 02:00 PM

Veraguas está fuerte en la nueva temporada de Cuna de Acordeones, y busca repetir la victoria del año pasado.  


Sí, anoche en el primer baile, Hidadi Saavedra obtuvo la primera posición luego de interpretar el tema "Motivas mis pensamientos" del fallecido Victorio Vergara. 

Además de esa contagiosa melodía, también se escucharon otros éxitos como, "Quisiera", "Sin tu presencia", "Palito de limón", entre otros.

 

Luego de las presentaciones y la evaluación de Víctor Bernal, Raúl Aparicio y Cristian Niesto se reveló que las tres últimas posiciones fueron para el representante de Colón, Ricaurte Escudero, Alexander Cáceres de Panamá y Andrés Díaz de Las Tablas, este último fue salvado por sus compañeros.

 

Leer también: Siguen las críticas a Medela...ahora él alaba y se emociona con Rosa Iveth

Mientras que Ricaurte y Alexander fuerion a otra ronda e interpretaron el mogollón. Ahí votaron los internautas, y eligieron al colonense para que pase al segundo baile.

 
El traje de Massiel se roba el "show" en redes sociales

Hubo un detalle que no pasó inadvertido en la gala y fue el vestido de Massiel Rodríguez de la diseñadora Verónica Ángel. Las criticas se podían leer en varias cuentas de redes sociales, incluso hasta meme se publicaron comparándo el traje con manteles. “En verdad para gusto los colores, pero por  ningún lado estaba bonito aunque a usted le luzca todo”, “Espantoso ella sabe de elegancia que le paso”, fueron algunos comentarios. Otros defendían el diseño y halagaban la belleza de Massiel.

Leer también: No interpondrá demanda por violación de derecho de autor contra medio chileno

Massiel no dejó pasar los comentarios y con buen humor comentó, “a mí me encantó...para los gustos los colores”.

No dejes de leer