Decenas de mujeres han acusado a Weinstein de conductas sexuales inapropiadas y en algunos casos de violación, como la actrices Rose McGowan.
Weinstein.
Weinstein permanece en libertad bajo fianza. Foto: AP.
ETIQUETAS:
Por: EFE
[email protected] | @diaadiapa
Martes 03 de julio de 2018 03:00 PM

El productor de cine Harvey Weinstein se enfrenta a tres nuevos cargos por delitos de índole sexual, dos de ellos con un castigo máximo de cadena perpetua, según anunció ayer la fiscalía de Manhattan.


La institución, que lleva meses investigando al otrora poderoso productor de Hollywood, le imputó a finales de mayo tres cargos que abarcaban una violación y abusos contra dos mujeres, a las que se suma ahora una tercera víctima.


Un gran jurado lo acusa de haber realizado un "acto criminal sexual en primer grado" al practicarle sexo oral forzado a una mujer en julio de 2006, según el pliego de la acusación actualizado y citado hoy por la revista Variety.

Leer también: Jorge y Balbino Gómez grabaron el video de 'Presumida' en el Praga de Las Tablas

 

Weinstein se declarará "no culpable de los nuevos cargos"

También le suma dos cargos de "agresión sexual predatoria", los más graves entre el total de seis que reúne hasta el momento y que están penados en EE.UU. con un mínimo de diez años de prisión y un máximo de cadena perpetua.


El abogado del productor, Ben Brafman, dijo a medios nacionales que Weinstein se declarará "no culpable de los nuevos cargos" y que espera "reivindicar completamente" las alegaciones contra él, que considera "falsas". 


Harvey Weinstein está acusado "de algunos de los delitos sexuales más serios que existen bajo el derecho penal de Nueva York", indicó el fiscal del distrito de Manhattan, Cyrus Vance, en un comunicado.

Leer también: Penélope Cruz, imagen de la próxima campaña de Chanel


Vance agradeció el "extraordinario valor" de las "supervivientes que han comparecido" hasta ahora y animó a pronunciarse a otras personas afectadas por el "abuso depredador" que se le imputa al productor cinematográfico.

 

Una de las víctimas puede ser una estudiante 

"Aún hay tiempo para buscar justicia", sostuvo el fiscal, cuya oficina ha tenido dificultades para encontrar víctimas dispuestas a testificar, pese a la avalancha de testimonios que se desató en octubre pasado tras las revelaciones del diario The New York Times y la revista The New Yorker. 


Una de las dos víctimas que constaban inicialmente en pliego alegó que Weinstein la había violado en un hotel de Manhattan en 2013, y la otra que este la forzó a practicarle sexo oral en su oficina del barrio de Tribeca en 2004. 


Versiones apuntan a que la segunda víctima puede ser la entonces estudiante y aspirante a actriz Lucia Evans, ya que coinciden sus alegaciones con las que ella reveló a la New Yorker


Weinstein, de 66 años, se entregó a la Policía el 25 de mayo para responder a las denuncias en su contra y se declaró no culpable ante un juez de Nueva York a principios de junio, tras conocer la acusación formal de la fiscalía. 

Leer también: Fallece en Quito el 'cuarto Soda Stéreo', Daniel Sais


En los últimos nueve meses, decenas de mujeres han acusado a Weinstein de conductas sexuales inapropiadas y en algunos casos de violación, como las actrices Rose McGowan y Paz de la Huerta, pero él sostiene que sus relaciones fueron consentidas. 

 

A Weinstein también lo investigan en Londres 

Las dos publicaciones que sacaron a la luz el supuesto historial de abuso de Weinstein ganaron el premio Putlitzer al servicio público y fomentaron los movimientos "Me Too" y "Time's Up", que luchan contra el acoso sexual en la industria del cine y fuera de ella. 

 

A la espera de su próxima cita judicial, que estaba programada para el 20 de septiembre y ahora será el 9 de julio, Weinstein permanece en libertad bajo fianza, sin pasaporte y con un localizador al tobillo. 


Aunque la fiscalía de Nueva York ha sido la primera en reunir evidencias suficientes para acusarlo formalmente, Weinstein también está siendo investigado por las autoridades en Londres y Los Ángeles. 

No dejes de leer