En esas grabaciones se veía a Fujimori y a otros parlamentarios tratar de convencer a Mamani para que votasen contra la destitución de Kuczynski.
Foto ilustrativa de Fujimori.
Foto ilustrativa de Fujimori.
ETIQUETAS:
Por:
Lima/EFE -
[email protected] | @diaadiapa |
Jueves 17 de septiembre de 2020 02:30 PM

 La Justicia peruana prohibió este jueves salir del país por 18 meses al excongresista Kenji Fujimori, hijo menor del expresidente Alberto Fujimori (1990-2000), mientras es investigado por una presunta compra de votos para evitar la destitución en el Congreso del expresidente Pedro Pablo Kuczynski.


Fujimori está imputado por presunto tráfico de influencias y cohecho desde que salieron a la luz unos videos grabados con cámara oculta por el excongresista fujimorista Moisés Mamani, quien recientemente murió por la COVID-19.


En esas grabaciones se veía a Fujimori y a otros parlamentarios tratar de convencer a Mamani para que votasen contra la destitución de Kuczynski a cambio presuntamente de que el Gobierno sacase adelante una serie de proyectos y obras promovidas por el congresista para su región.


En ese momento, de marzo de 2018, Fujimori lideraba una pequeña facción de fujimoristas disidentes del partido Fuerza Popular que encabeza su hermana Keiko Fujimori, escisión que se había producido tres meses antes en el anterior intento del fujimorismo para destituir a Kuczynski.


En aquella primera crítica votación de diciembre de 2017, los votos del grupo de Kenji Fujimori salvaron contra pronóstico a Kuczynski, que fueron fruto presuntamente de una negociación para indultar a Alberto Fujimori.

 

​También puedes leer: Michelle Obama lamenta que afroamericanos deban vivir con miedo y precaución 


Tres días después de esa votación, el expresidente abandonó la cárcel gracias a un polémico indulto otorgado por Kuczynski.


Desde ese momento Kenji Fujimori se volvió muy cercano al Gobierno de Kuczynski hasta que el nuevo intento por destituirlo por parte del gran grupo parlamentario al mando de Keiko reveló esa presunta compra de votos, lo que llevó al presidente a dimitir antes de que el Congreso votase su destitución.


Como a Kenji Fujimori, el juez de investigación preparatoria Hugo Núñez también dictó la misma medida a pedido de la Fiscalía para los excongresistas Guillermo Bocángel y Bienvenido Ramírez y al exasesor de Kenji, Alexei Toledo, quienes están igualmente involucrados en el caso.


Todos ellos deberán comparecer una vez al mes ante el juzgado y pagar una fianza de 50.000 soles (unos 14.100 dólares).


Con ese escenario la Justicia peruana tiene impuestas distintas medidas coercitivas contra las tres caras más visibles de la familia Fujimori.

 

También puedes leer:  Panamá abre Clínica Post-COVID para pacientes con secuelas 


Mientras Kenji está ahora impedido salir del país por 18 meses, su hermana Keiko Fujimori se encuentra en arresto domiciliario mientras es investigada por presunto lavado de dinero en la financiación de sus campañas electorales al supuestamente no haber declarado millonarias donaciones de grandes empresas.


Por su parte, Alberto Fujimori volvió a prisión a inicios del pasado año después de que la Justicia peruana anulase el indulto otorgado por Kuczynski al encontrar irregularidades en el proceso que le permitió momentáneamente de la condena de 25 años de cárcel que purga desde 2005 por delitos de lesa humanidad. 

No dejes de leer