Agentes del Batallón de Operaciones Especiales (BOPE) de la Policía incursionaron en la comunidad.
La seguridad de varias favelas brasileñas está en manos del ejército. Foto/EFE
Los actos de violencia se apoderan de Brasil.
ETIQUETAS:
Por:
Río de Janeiro/EFE -
| |
Sábado 13 de enero de 2018 01:00 PM
El Jardín Zoológico de Río de Janeiro, el más antiguo de Brasil, fue evacuado y cerrado luego de los intensos tiroteos registrados en esa zona de la ciudad carioca que dejaron 4 muertos y 3 policías heridos, mientras que en otros puntos de la urbe fue baleada una embarazada y asesinada una empresaria.
 
Con cerca de 1,300 animales en su interior, el zoo cerró sus puertas sobre la 1.00 de la tarde hora local, y solo volverá a estar abierto al público este domingo o el lunes, según señaló un trabajador del local.
 
La causa han sido los repetidos tiroteos ocurridos en el "Morro da Mangueira", una favela cercana al recinto situada en la zona norte de Río y que ha sido escenario esta semana de operaciones policiales contra bandas de supuestos narcotraficantes.
 
Agentes del Batallón de Operaciones Especiales (BOPE) de la Policía comenzaron una nueva incursión en la comunidad que dio como resultado, según la Policía Civil, cuatro muertos, que no han sido identificados, y tres policías heridos, uno de ellos de gravedad.
 
Los otros dos agentes fueron alcanzados por metralla de los disparos y están fuera de peligro.
 
Los principales accesos a la favela han estado cerrados, lo que ha provocado la indignación de algunos vecinos, quienes se manifestaron en contra de las constantes operaciones y prendieron fuego a trozos de madera y plástico en una de las vías que rodea la comunidad.
 
La violencia en Río de Janeiro, que enfrenta una grave crisis de seguridad desde la celebración de los Juegos Olímpicos de 2016, no cesa, pues en la Baixada Fluminense, una zona deprimida integrada por varios barrios vecinos a la ciudad, una embarazada de ocho meses fue tiroteada en la cabeza.
 
Michelle Ramos da Silva, de 33 años, se encuentra en estado crítico, mientras que su hijo, que nació por medio de una cesárea de urgencia, está grave.
 
La mujer estaba en un vehículo con su marido, cuando ambos fueron víctimas de un asalto cometido por dos sospechosos, que huyeron tras el fatal incidente, según relató el esposo en declaraciones al portal G1.
 
Esta no es la primera vez que una embarazada es víctima de un acto violento en Río ya que al menos otras tres mujeres en gestación sufrieron episodios similares el año pasado.
 
Por otro lado, en la zona oeste de Río, el Departamento de Homicidios investiga el asesinato ocurrido en la tarde de este sábado de una empresaria de 34 años, identificada como Isabela Moreira, en otro supuesto asalto, según indicaron medios locales.
 
La grave crisis de seguridad obligó al Gobierno del presidente Michel Temer a enviar a mediados del año pasado 10,000 miembros de las Fuerzas Armadas para reforzar la seguridad en la región, con la perspectiva de que permanezcan allí hasta finales de este año.
 
El estado de Río afronta además una de las mayores crisis económicas de su historia, después de que, poco antes de organizar los Olímpicos de 2016, se declarara en estado de "calamidad financiera" (quiebra). 
No dejes de leer