Ella también es de las que se come un muerto y no lo eructa, porque tira "lady", fineza, pero en realidad es mansa tesa...
ETIQUETAS:
Por:
Redacción / @diaadiapa -
[email protected] | @DiaaDiaPa |
Martes 20 de agosto de 2019 12:00 AM

 

¡Ay! Bailarina le mete a la tortilla

Huye Chuchezka, porque hay una bailarina por allí que antes no podía ver ni un chorizo al frente, pero como que ya cambió de gustito, está acabando con el maíz nuevo, los bollos, las torrejitas, pero sobre todo con las tortillas.

¡Bárbara! Después de que le encantaba meterse con los maridos de sus amigas y provocar tremendos trepaquesubes con golpes incluidos, ahora que va pa' abajo, no perdona género y apenas se le para una hembra al frente corre a grabarse chocando peluca que da miedo.

¡Agua de masa pa' bajá esta!

 

Lee también: ¡Opa! Margarita Henríquez no solo celebró los 500 años en Washington...

 

El que se la hace, la paga ¡cuida'o!

Esta pelinegra es puro ojo por ojo y diente por diente. Ella también es de las que se come un muerto y no lo eructa, porque tira "lady", fineza, pero en realidad es mansa tesa, le mete hasta a la doble moral.

¡Ayyy! Pero ya la ficharon, dicen que "hater" que se mete con ella, tres doritos después, se la paga.

Solo se va a su cuenta falsa, se le salen todos los demonios que lleva por dentro y empieza a mentarle la madre, sin piedad, al cristiano que le hizo la vida dizque imposible. ¡Así de rápida! como todo en su vida.

Mija, cuida'o con las hormonas, la leche agria no es buena.

 

Mira también: Circula video de los últimos momentos con vida del humorista Ciro Castro

 

Más sola que el número uno

Sola, sola, sola, ella baila sola, solita. ¡Uyyy! A esta de rubia no le va muy bien.

Parece que aquel tiempo de bomba sensual, se esfumó. Eso de que sus machos se toparan afuera de las discotecas quedó en el pasado porque ahora está más sola que "Juanita, La huerfanita".

Ya ni sus amiguitas se quedan haciéndole compañía en los eventos. Solo le queda mirar pa' los lados y ver como se gozan lo que era suyo.

 

No dejes de leer