¡Intenta adivinar de quiénes son estos cuentos!
Foto ilustrativa: Epasa
Foto ilustrativa: Epasa
ETIQUETAS:
Por:
Redacción -
[email protected] | @diaadiapa |
Jueves 04 de octubre de 2018 10:00 AM

 

¡Pobrecito! Quedó sin mujer y sin negocio

No solo a los  mortales  nos caen las siete plagas de Egipto, no, a los famositos también. Este pobre samaritano está que no levanta cabeza; primero se quedó sin esposa por su mala cabeza y ahora junto a  ella se le fue el negocio de gastronomía pues, para que sepan, era mancomunado. Y como eso de que lo mío es mío y nadie me lo quita es ley de vida, no le quedó de otra que cerrar el local, que por cierto tuvo más críticas que buenos comentarios. La gente no sabía si comer o vomitar por la pestilencia del baño.  ¡Y mejor ni hablemos de los platillos aceitosos!

 

Lea: Kathy Phillips no se trauma por su pancita

Cocinero gritaba ‘trágame tierra’...

Y escúpeme en un quinceaños... No urgue culebra  en hueco, dice  Sandrita y el que no le hizo caso, en lo absoluto,  fue un expresentador que se puso de pícaro con las niñas que no debía, y estas ¡zasss! lo echaron al agua con su frutita favorita.  Que por cierto, se la topó “face to face” en un evento de la localidad. Sí, mi amor, ¿se imaginan? ¡pena ajena! Nos cuentan que el ambiente se puso hostil,  porque el cocinero no sabía dónde meter la cara, mientras que la  beldad,  tenía bien cerquita a su guardaespalda que no la  dejó que se juntara con la chusma.

 

Además: ¡OMG! Elmis Castillo tendrá su propia película, costará 200 mil palos

No fue por envidia, fue por vergüenza

Ay Señor, quiero mi wichi award!!!  Oye, es que a esta cristiana le pasan unas cosas, que qué va. A la niña pelioncita le dio ahora por hacer una fotito así bien tipo Blacchyna y le cayeron en plancha, porque nadie sabía que ella tenía tan averiada la retaguardia. Ay, señor!

No dejes de leer