En los análisis de farmacogenómica, se obtiene ADN a través de una muestra de sangre o saliva.
Foto ilustrativa de una persona con problemas.
Foto ilustrativa de una persona con problemas.
ETIQUETAS:
Por:
Redacción web -
[email protected] | @diaadiapa |
Viernes 17 de enero de 2020 12:45 PM

Existen análisis genéticos que ayudan a delimitar las alternativas de antidepresivos porque reducen la necesidad de aquellos procesos de ensayo y error que, a veces, son prolongados hasta encontrar un régimen. Si bien estos análisis no pueden especificar qué antidepresivo funcionaría mejor para tratar la depresión, sí ofrecen pistas respecto a cómo respondería el cuerpo.

 

Ver más: Morgan Freeman ya no estará en la cinta titulada 'Panamá' 

 

Estos análisis, conocidos como farmacogenómica, observan los cambios o las variaciones genéticas que determinan la rapidez con la que un fármaco se procesa, o metaboliza, en el cuerpo y si un determinado fármaco produciría efectos secundarios.

En los análisis de farmacogenómica, se obtiene ADN a través de una muestra de sangre o saliva para revisar si hay genes que codifican ciertas enzimas y, luego, se clasifican los resultados según la rapidez con la que el cuerpo metaboliza y elimina determinados medicamentos, como ciertos antidepresivos.

 

Hay que buscar ayuda

 

Por ejemplo, si los análisis indican que el cuerpo metaboliza un fármaco con demasiada lentitud, ese medicamento puede acumularse en el cuerpo y aumentar la probabilidad de efectos secundarios. En ese caso, aunque el fármaco aún podría servir para esa persona, quizás lo adecuado sería administrarlo en dosis menores.

Por otro lado, si los análisis sugieren que el cuerpo eliminaría el fármaco rápidamente, el medicamento tal vez no tendría la oportunidad de hacer bien su trabajo o se requeriría una dosis mayor de lo normal.

Sin embargo, los análisis genéticos tienen limitaciones. La mayoría de los análisis se enfoca en cómo el cuerpo metaboliza un fármaco, en vez de en la influencia del fármaco sobre la causa de la enfermedad, aunque algunos análisis también hacen esto. De igual manera, el costo es otro problema, porque no todos los seguros de salud cubren este tipo de análisis.

 

Ver más:  Sheldry Sáez y su cola de cabello inspirada en la mujer de hoy 

 

Escoger los antidepresivos con base en el historial de salud y los síntomas continúa siendo la norma que los médicos siguen al recetar estos medicamentos y, por ahora, no se recomienda hacer análisis genéticos de forma habitual. No obstante, estos análisis ciertamente pueden aportar pistas importantes que ayudan a seleccionar el fármaco y la dosis, sobre todo en quienes tienen dificultad para encontrar una alternativa eficaz con pocos efectos secundarios. (Adaptado de Mayo Clinic Health Letter).

No dejes de leer