Como político este escrito lo centraré en la vida de los mismos y contiene vivencias y similitudes con seres de ingrata recordación, recalcó.
Ricardo Martinelli, expresidente de la República de Panamá.
Ricardo Martinelli, expresidente de la República de Panamá.
ETIQUETAS:
Por:
Ricardo Martinelli -
[email protected] | @diaadiapa |
Martes 24 de abril de 2018 07:15 PM
 
Espero este escrito tenga vitales sugerencias de lo que pasa  en la vida de un ser humano, que lo resumo en  "las dos puertas  de la vida". Quien sabe este tortuoso camino de la vida no es tan placentero ni ameno, pero me siento en deuda con la humanidad de compartir las diferentes etapas de la existencia humana en un mundo materialista, egocentrista y de constante movimiento.
 
Como político este escrito lo centraré en la vida de los mismos y contiene vivencias y similitudes con seres de ingrata recordación. Sus actos siempre han denotado una falta de nobles se oblige y son carentes de agradecimiento hacia seres que les permitieron acceder a ese mundo.
 
Ahora entramos por la primera puerta, la de entrada, y vemos solamente odio y falta de humildad que impiden reconocer las bondades de terceros, pero más grave, hacer un alto por las graves consecuencias que se presentan en el tortuoso camino de la vida.
 
Antes de entrar por esta puerta debemos agradecer a todos quienes te ayudaron, bien sean familiares, copartidarios, amigos o hackers, donantes y otros. Sin todos estos no puedes entrar de lleno en esta primera puerta. Ya adentro de la misma, se tiene el poder de ayudar o perjudicar a terceros, perdonar a tus adversarios,  construir un nuevo país con reglas y leyes claras, cambiarles la vida a todos los ciudadanos  con una mejor salud, educación, vivienda y transporte, pero lo más importante le hemos dado al individuo un claro mandato de cambio,  y como dice el refrán "dale poder a una persona y sabrás su verdadero ser".
 
Aquí tanto las frustraciones como los anhelos y sueños, los complejos y odios salen a flote como también muchas otras realizaciones internas que definen el accionar de un individuo al estar situado sobre el bien y el mal. Lo malo es que todos tienen "una manzanillada" de seres aduladores que solo dicen al unísono: “jefe, todo está ok". En esta puerta aflora  el carácter  del ser humano y vemos los rasgos de su personalidad pudiendo ver la tolerancia y el respeto, el odio o el amor, los círculos cero de poder y los anillos de venganza como todas las definiciones de una complicada personalidad. En fin, vemos qué es lo que define a una persona en forma íntegra.
 
Lo bueno o lo malo es que de tener una formación balanceada, tendrá el país un mejor gobernante, sin sobresaltos  ni donde arremeter contra nadie con sus odios y rabietas personales.
 
En esta puerta inicial se define qué podría pasar al salir, en la puerta de salida. Esta, como todo en la vida, tiene una fecha de terminación, muy común en una persona de poder, que por elecciones populares tiene fecha definida o bien determinada por la voluntad de este.  Tanto la entrada como la salida deben planificarse, y es la primera el lugar donde todos los "no tomados en cuenta"  y quienes fueron perseguidos políticamente como económicamente con procesos legales o auditorías, ahora al salir, no se olvidan.  Sin embargo, muy al contrario a lo que se piensa, la ingratitud humana florece al no estar en el poder y los que ayudaste no sienten que fue suficiente y criticarán tu gestión.
 
En esa puerta de salida, poco han planificado su salida y no tienen un plan de escape, pues piensan ilusamente que todo lo actuado es conforme a la ley, que el pueblo los quiere,  que las obras hablan por sí solas, que te protegen Gobiernos extranjeros, que no has hecho "nada mal",  y lo mejor que el próximo responde a ti. Es por eso por lo que se sigue pensando que aún mantienes la patente de corso para seguir influyendo en el quehacer ciudadano, ignorando que pronto no serás noticia y menos el centro de atracción, y lo que hagas o digas poco importan.
 
Lo malo es que los hombres de poder ignoran generalmente las reglas básicas de la vida y piensan que el universo siempre gira  alrededor de ellos, sin saber el cambio cada cinco años. Por eso, en ellos renacen frustraciones,  y lo mejor es tomar "camino" para que a los que perjudicaste privándolos o acosándolos no vean en ti un elemento catalizador o una piñata, donde todos quieren su premio. Vendrán los nuevos actores que recordarán todo lo dicho y sufrido recomponiéndose no solo la ley y la opinión pública, y los que fueron los acusadores serán los acusados.
 
Ahora el mundo cambia, y los que estaban a tu alrededor delatarán "lo que hiciste" y cómo se hizo, para salvar ellos su pellejo.
 
En esta etapa, además de suerte, se necesitan los amigos que no están en la Corte Suprema de Justicia, en los medios que fueron afines, ya que al salir nadie se imagina lo que viene, que solo pudo evitarse sabiendo reconciliar las diferencias existentes o bien habiendo hecho "el efecto mariposa" donde cambios, cambian el resultado de la vida, ya tarde por cierto.
 
Aquí  ya estás en la segunda puerta, donde el olvido  está latente en todas las facetas de la vida y donde se pudo cambiar el resultado,  pero no se hizo al no entenderse  que nada es eterno. Cualquier parecido con la historia no es valedera, esta es solo una reflexión  desde el cementerio terrenal que unos hacen en detrimento de otros, pero  al salir por esa puerta  no se entiende que el fin es un nuevo principio, donde Dios te puso en un específico lugar por algo más grande  que está por venir y aún no lo sabes. Lo único que queda es ver qué es y saber que en este corto pasar nadie se puede ni debe pelear contra tanta gente a la misma vez; allí sí no hay efecto mariposa o hasta la ayuda de Dios que surta efecto alguno por todo el mal que has hecho, por no haberte arrepentido.
 
No dejes de leer