ETIQUETAS: Ricardo Martinelli | Columna de Opinión | Expresidente de Panamá
Ricardo Martinelli | 12/13/17 00:00

Ricardo Martinelli | Expresidente de Panamá | @diaadiapa

Martinelli fue presidente de Panamá entre 2009 y 2014.
Martinelli fue presidente de Panamá entre 2009 y 2014.

"Divide et impera", que significa divide y vencerás. Esa era la antigua estrategia romana cuando mantuvieron su vasto imperio. Esta es la misma fórmula usada por Varela para dividir a CD y PRD, bien sea insertándoles caballos de Troya, dándoles contratos y dádivas o bien creando partiditos electoreros, que se venden al mejor postor.

Estamos pronto a entrar en un año político y todas esas ovejas descarriadas volverán a su rebaño, ya que en el partido gobernante no hay cama para tanta gente" y vienen las postulaciones. Recomiendo a la oposición buscar algún tipo de unidad y entendimiento, ya que es la única forma segura de sacar a los fariseos del templo, ante un inminente fraude electoral.

Quien aspira a puesto público lo rellenan de procesos judiciales o si no pregúntenle al "Toro", Francolini, Frank o Mulino. Hemos visto cómo el Consejo de Seguridad tiene agentes en todas las instancias judiciales que reportan y no quisiera pensar que influyen en todos los fallos judiciales, fianzas, "habeas corpus", etc.

Por eso recomiendo al CD y al PRD conversar y buscar puntos comunes de entendimiento. Reconozco lo difícil que sería hacer una alianza, aunque no imposible, siempre y cuando ambos depongan actitudes y busquen el bien del país y no el bien del partido.

Yo me equivoqué al aliarme con Varela. Pensé en el otrora Partido Panameñista y en mi amistad personal con Juan Carlos, pero no supe distinguir que ahora era el partido Varelista lleno de odios y resentimientos y el resultado ha sido el peor. Ha sido el Gobierno más violador y perseguidor que ha dejado tachuela la otrora época militar.

 

Pensemos en Panamá y no dejemos que los caballos de Troya y el vil dinero o las amenazas judiciales permitan el "divida y vencerás" por parte de individuos amorales, cuyo único fin es sacar a relucir sus odios y vendettas personales y así proteger todo lo mal habido de su gestión.