Las víctimas fueron identificadas como Minor Chacón Varela (sin causas penales) y Cristian Corrales Zúñiga (tráficante de drogas).
Identifican ejecutados en frontera, sospechan de panameños.
Panameños podrían ser responsables de los crímenes. Foto: Mayra Madrid.
ETIQUETAS:
Por:
[email protected] - @mayra1721 |
Miércoles 10 de octubre de 2018 07:45 PM

El Organismo de Investigación Judicial (OIJ) de Costa Rica dio a conocer las identidades de las dos personas que fueron ejecutadas en el sector de Cuesta de Corredores, en Paso Canoas,  Zona Sur de este país a pocos metros de la frontera con Panamá ambos de nacionalidad costarricence.

Wálter Espinoza, director de la  OIJ, confirmó que las víctimas fueron identificadas como Minor Chacón Varela (sin antecedentes penales) y Cristian Corrales Zúñiga (con antecedentes por tráfico de drogas) ambos eran cuñado y residian en San Vito de Coto Brus y eran comerciantes.

 
LEA TAMBIÉN: Cifra de afectados por accidentes de tránsito aumenta en el sector Oeste 

 

Este doble homicidio se dio en unas cabinas clandestinas y  según algunos testigos, los gatilleros llegaron a bordo de un automóvil de color negro y en ese mismo carro tras ejecutar el hecho huyeron del sitio. La policía judicial de Costa Rica confirmó que el automóvil en el que viajaban las víctimas apareció en territorio panameño, pues ahí había sido dejado por los fallecidos antes de ser ejecutados.

El móvil apunta a un ajuste de cuentas por asuntos de drogas, tomando en cuenta los antecedentes de una de las víctimas de apellido Corrales, quien mantenía heridas de bala en la cabeza y había sido investigado por el delito de narcotráfico.

 
Panameños alquilaron las cabinas en territorio tico 

 

El jefe policial de Costa Rica confirmó que las cabinas donde ocurrieron los hechos habían sido alquiladas días atrás por sujetos de nacionalidad panameña, a quien se le sigue la pista para conocer si existe vinculación con el doble homicidio, ya que se presume que los homicidas son de nacionalidad panameña. La cabina donde sucedió el crimen habría sido arrendada por un panameño de tez morena, quien según versiones fue visto huyendo del sitio tras el asesinato.

 
LEA TAMBIÉN: 153 cruceros atracarán en puerto de cruceros en Colón 

 

Según la policía, la sospecha apunta a que la cabina se alquiló para realizar algún tipo de negociación en torno a actividades ilícitas, donde se ubicó durante el levantamiento teléfonos celulares de las víctimas, un arma de fuego y casquillos de arma calibre 22. Autoridades de ambos países trabajan fuertemente para ubicar a los responsables del hecho, activando operativos en el área fronteriza y retenes para ubicar a los responsables.

No dejes de leer