La Policía Nacional busca apresarlo para llevarlo al tratamiento psiquiátrico que requiera.
No se descarta que los familiares lo mantengan escondido.
"Siete pajas" mantiene aterrorizados a los bugabeños. Foto: Mayra Madrid.
ETIQUETAS:
Por:
[email protected] - @mayra1721 |
Lunes 14 de mayo de 2018 08:45 PM
 
Ante las múltiples denuncias que se han presentado en contra de un sujeto de 35 años de edad, apodado “siete pajas” en el distrito de Bugaba en la provincia de Chiriquí, las autoridades han decidido brindarle la atención médica y esperan dar con su paradero lo más pronto posible, pero pareciera que se lo tragó la tierra.
 
El sujeto que se mantenía por diferentes puntos del distrito de Bugaba, sembrando  terror en la población, ahora es buscado por unidades de la Policía Nacional, quienes a través de autoridades civiles han realizado las diligencias para llevarlo a un centro de atención por su condición de salud; sin embargo, aún no se ha dado con el paradero de este sujeto.
 
 
“Siete pajas” mantiene denuncias por agresión,  violación a la intimidad y hurto de prendas íntimas cuando se introduce en los patios de las residencias y se lleva la ropa interior de los tendederos.
 
Una fuente cercana a la información dio a conocer que una vez se solicitó  a la población dar aviso a la policía si observaba la presencia del sujeto en algún punto del distrito de Bugaba, el mismo ha desaparecido sin dejar rastro y todo apunta a que sus familiares lo han encerrado para que no sea encontrado.
 
El sujeto requiere de tratamiento psiquiático, según el alcalde bugabeño
 
Carlos Araúz, alcalde del distrito de Bugaba, expresó que en coordinación con la fiscalía,  la Policía Nacional se busca apresarlo  para llevarlo al tratamiento psiquiátrico que requiera. “Queremos que la familia de este joven nos ayude para que pueda ser llevado a recibir la atención que necesita, ser sometido a  un análisis de trastornos mentales y una medicación para controlar la agresividad y cualquier impulso, debe ser apresado donde se encuentre, para que no exista más agresión en contra de mujeres y otras personas”, señaló el alcalde de Bugaba.
 
 
La última vez que se vio a “siete pajas” amedrantaba a una joven que realizaba labores en una clínica privada, en el distrito de Bugaba, donde el sujeto le mostraba un (pantie) color rosado que había hurtado del tendedero de una residencia y le pedía que se tocara sus partes íntimas. Las víctimas solicitan a unidades de la Policía Nacional que den con la captura de este sujeto para que vuelva la tranquilidad al distrito de Bugaba.
 
No dejes de leer