Además de la pastora, sus dos hijos fueron baleados por los atacantes, quienes no han sido detenidos todavía.
En las paredes de las casa también hay orificios por los impactos.
Casquillos se mantienen en poder de la pastora herida. Foto: Mayra Madrid.
ETIQUETAS:
Por:
[email protected] - @mayra1721 |
Miércoles 30 de mayo de 2018 08:00 PM

Rufina Morales, la pastora que recibió una herida con arma de fuego en el muslo  derecho, se recupera en casa, pero aún guarda los casquillos de bala que encontraron posteriormente al ataque que se dio por parte de delincuentes que ingresaron a su residencia en el sector de la vuelta del Bíper, en David, Chiriquí,  y dispararon en contra de ella y sus dos hijos.

Morales,  quien sí mostró los casquillos que se encontraron luego del hecho, mencionó que no interpondra denuncia antes las autoridades,  ya que todo lo deja en manos de Dios, no quiso brindar declaración a los medios, asegurando que no entraría en detalles sobre la agresión  que sufrió, señalando que para eso existe un Dios que es el único que dispone sobre cada persona.

 

LEA TAMBIÉN: Aseguran que sangra el rostro de la virgen de Fátima en Toabré

 

La pastora, quien reside en el sector de Divino Niño #3,  junto a sus dos hijos de 18 y 26, se recuperan poco a poco de las heridas que recibieron con algunos medicamentos asignados por los galenos. En la residencia de la pastora se observa en la pared algunos orificios de arma de fuego producto del hecho registrados por sujetos que ingresaron a la vivienda y la hirieron.

 

Los hijos de la pastora también fueron baleados por los sujetos que ingresaron a la vivienda

 

La pastora, quien es miembro de la iglesia La Hermosa de Divino Niño 4, recibió una herida en el muslo derecho, mientras que su hijo de 18 años,  presentaba dos heridas en las piernas y su segundo hijo de 26 años, mantenía una herida en la pierna derecha a la altura del muslo derecho.

 

LEA TAMBIÉN: Conductor sin licencia se vuelca en Los Algarrobos de Chiriquí 

 

El hecho se dio el viernes 25 de mayo, pasada las 10:00 de la mañana cuando la pastora se mantenía en su residencia en compañía de sus dos hijos, cuando sujetos desconocidos ingresaron a la vivienda y dispararon contra ella y sus dos hijos, incluso se llevaron el teléfono celular de su propiedad.

No dejes de leer