La señora se había caído de un cayuco durante la noche cruzando el río Caloveborita.
Socorristas del Sinaproc y del Senan hallaron el cuerpo de la señora.
La búsqueda se intensificó aguas abajo del río Calovébora. Foto: José Manuel Adames.
ETIQUETAS:
Viernes 25 de mayo de 2018 10:15 PM

El cuerpo sin vida de Mercedes Guiro, la señora de 68 años que fue arrastrada por la corriente cuando intentaba cruzar el río Caloveborita en el distrito de Santa Fe, al norte de Veraguas, fue encontrado la tarde de este viernes luego de 72 horas de desaparecida.

El bloque de búsqueda conformado por unos 15 rescatistas del Sistema Nacional de Protección Civil (Sinaproc) y del Servicio Nacional Aeronaval (Senan), logró divisar el cuerpo de la anciana a orillas del río, en el sector de Boca de Caño, en el corregimiento de Río Luis.

 

LEA TAMBIÉN: Con escopeta recortada disparan a pastora evangélica y sus dos hijos

 

La señora, oriunda de la comunidad de Río Doguira, del distrito de Kusapín, comarca Ngäbe-Buglé, desapareció desde la noche del pasado martes cuando se resbaló de un cayuco intentando cruzar el río Caloveborita. Según testigos fue arrastrada por la corriente a pesar de que el río no estaba crecido.

 
El operativo de búsqueda al final se centró hacia aguas abajo del río Calovébora.

 

Alfredo Alfonso, director regional del Sinaproc en Veraguas, informó que las acciones para encontrar a la anciana se reiniciaron desde tempranas horas del viernes luego de que el día anterior se recorriera en su totalidad el cauce del río Caloveborita sin obtener resultados. Ante esto el operativo se dirigió hacia aguas abajo del río Calovébora.

 
LEA TAMBIÉN: Fiscal pide extender la investigación por homicidio de profesora 

 

Al parecer esta maniobra de cruzar los ríos en botes o cayucos la realizan diariamente los moradores de esta área del corregimiento de Río Luis y zomas aledañas, ya que es el único medio de transporte pues se trata de una región muy apartada en el norte de Santa Fe de Veraguas donde todavía hay carencia de puentes.

No dejes de leer